Si casas no cumplen requisitos, se puede anular el contrato: Corte

La primera sala determinó que el derecho fundamental a la vivienda adecuada no sólo se refiere a casas de interés social, sino a cualquier tipo de morada.

Ciudad de México

La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que el derecho fundamental a la vivienda adecuada, o a una vivienda digna y decorosa, contemplado en el artículo 4 constitucional, no sólo se refiere a casas de interés social, sino a cualquier tipo de morada.

Dijo que los promotores y desarrolladores inmobiliarios, así como todos aquellos particulares que asumen la obligación de desarrollar vivienda, están obligados a cumplir con las normas de derechos humanos, particularmente al derecho fundamental de la vivienda adecuada.

Los ministros subrayaron que si el desarrollador inmobiliario no demuestra haber informado al comprador de la residencia, antes de su adquisición o construcción, que la misma carece o carecerá de algunos de los requisitos impuestos por la normatividad aplicable (como es el hecho de que no tendrá ventanas), pueden ser demandados y están obligados a anular el contrato y a devolver el dinero a los afectados.