No se negoció petróleo con EU y Canadá: Meade

El canciller afirmó que no tienen sustento los señalamientos según los cuales se negoció la entrega del petróleo mexicano en la Cumbre de Líderes de América del Norte.
José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores.
José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores.

Ciudad de México

En la Cumbre de Líderes de América del Norte no se negoció el petróleo mexicano, afirmó el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), José Antonio Meade.

El canciller rechazó los señalamientos de quienes se manifestaron ayer en Toluca, quienes acusaban que en la cumbre se estaba negociando que Estados Unidos y Canadá se quedaran con el petróleo de México.

"Eso no tiene ningún soporte en realidad, el tema de nuestro sector energético es un tema en el que se reafirma cotidianamente nuestra soberanía, que se discute en nuestro Congreso, de frente", expresó Meade en entrevista con Carlos Loret de Mola en Primero Noticias

El titular de la SRE reconoció que la reforma energética llama el interés del mundo porque ubica al país como una opción interesante para el desarrollo del sector, dentro de una región que tiene todas las condiciones para ser muy competitiva y dinámica en esa materia.

"De México, con su reforma; de Estados Unidos, que hoy es el principal productor de gas en el mundo, y que lo será de petróleo antes de que termine la década; de Canadá, que también será un productor muy importante de petróleo", detalló Meade.

En ese sentido, subrayó, México es clave, ya que con la reforma "van a ser mucho más competitivos nuestro sector energético".


Obama prometió no espiar otra vez a Peña

En el tema del espionaje, José Antonio Meade afirmó que hay un compromiso de parte de Estados Unidos de no volver a espiar a México.

"Se tocó el tema del espionaje, porque han habido algunos avances. México llama a una revisión, la revisión se da. Estados Unidos hace un proceso en donde reconcilia lo que puede hacer en lo tecnológico con lo que está dispuesto a hacer en particular con países como México, con quienes quiere construir una relación de confianza y de certidumbre", comentó.

A la pregunta expresa de si había una promesa de no volver a espiar a Peña, el canciller respondió "Sí. Sí la hay, es correcto. En general, lo que se dice ahí es que cuando tengan dudas de cualquier cosa que está sucediendo entre líderes que se tienen confianza, se hablarán por teléfono".