"Queremos que Trump nos acepte, no nos vamos a regresar"

Tras el cese del la política migratoria “Pies Secos, Pies Mojados” más de 300 cubaos están varados en la frontera tamaulipeca en espera de una oportunidad de cruzar.

Nuevo Laredo

Comiendo de lo que los ciudadanos de Nuevo Laredo, les da, viviendo con el poco recursos con el que cuentan, pasando la noche en Casas del Migrantes, es poco de lo que viven los más de 300 cubanos que se encuentran varados desde hace más de dos semanas en Nuevo Laredo, luego de que terminará la política migratoria “Pies Secos, Pies Mojados”.

Desde muy temprana hora los cubanos se instalan enfrente del Puente Internacional número uno, esperando que las autoridades norteamericanas puedan darles asilo político.

“Hace como cinco días llegamos aquí, y no nos vamos a mover hasta que nos dejen pasar, pasamos mucho trabajo para llegar aquí, aquí hay niños, hay adultos, mujeres embarazadas, en Cuba ya no tenemos nada, vendimos la casa, todos los que estamos aquí vamos esperar a que Trump nos acepte, ayúdenos, pasamos Nicaragua, pasamos en la selva, nos están violando en Nicaragua aquí estaremos y no nos vamos a regresar”, dijo Claudia Monsieur, con lágrimas en los ojos.

Para Jorge Sánchez, dijo que seguirán luchando por llegar a un país con una mejor economía y libre, donde puedan hacer su vida normal.

“Aquí estamos 351 cubanos, realmente no hemos visto ningún anuncio ni nada, estamos esperando de perdido una visa de humanitaria para podamos pasar, ya que las familias de nosotros no tenemos nada, no tenemos casa, no tenemos dinero, estamos solos aquí”, comento.

Por su parte Enrique Rivas Cuellar, alcalde de la ciudad fronteriza, dijo que será en breve cuando sostenga una reunión con el personal de migración para determinar la situación de esta problemática, pero que por lo pronto se les está ayudando con traslados, y algunos de ellos con alojamiento en el refugio temporal municipal.

EVT