Busca PRD en la ALDF exhibir a funcionarios acosadores

Polimnia Romana y Dione Anguiano, diputadas locales del PRD, presentaron una iniciativa para que los funcionarios acosadores sean exhibidos a través de una manta en el edificio en el que laboren.
Discusión en la ALDF del presupuesto de 2014
Asamblea Legislativa del Distrito Federal. (Notimex)

Ciudad de México

Los funcionarios públicos acusados de acoso sexual podrán ser exhibidos a través de una manta fuera del edificio en el que laboren, con la iniciativa "Anti -Machos" del PRD.

Como consecuencia del caso de una presunta "red de prostitución" por parte del ex dirigente del PRI-DF, Cuauhtémoc Gutiérrez, la perredista Polimnia Romana presentará una iniciativa para combatir la explotación y el abuso sexual cometidos por funcionarios públicos y evitar casos como el del priista.

A la propuesta se sumó la también perredista, Dione Anguiano, quien añadió que como parte de la propuesta se pondrá a disposición de los capitalinos el teléfono 51 30 19 00 con las extensiones 503 y 305 para que las mujeres u hombres que sufran de un caso de acoso denuncien.

En caso de que el funcionario sea encontrado culpable del delito se colocará una manta fuera de las instalaciones en donde se señale que en ese edificio se acosa sexualmente, detalló Anguiano.

La iniciativa tiene como objetivo empoderar a las mujeres de la ciudad de México, eliminar de cualquier espacio de trabajo y oficina gubernamental capitalina el sexismo, la misoginia, el acoso sexual, la violencia de género y cualquier tipo de conducta que pretenda humillar, condicionar o denigrar a las mujeres en sus actividades laborales en el Distrito Federal.

Ya que dijo: "El cuerpo de la mujer en la Ciudad de México no tiene dueño, ni patrón, no es juguete sexual ni accesorio opcional de funcionarios o servidores públicos y menos está sujeto al capricho de quien ostenta poder en el ámbito público o privado".

Se impondrán penas como la imposibilidad de poder ocupar cualquier cargo de elección popular, será perseguido de oficio y no por querella, como actualmente se establece, y así eliminar la posibilidad de intimidación para que la víctima de acoso pueda llegar a otorgar el perdón al presunto responsable.

Además del pago de los salarios caídos a la víctima desde el momento del inicio de la averiguación previa y hasta la sentencia firme en que se condene al responsable de la comisión del delito, así como el apoyo económico que haya otorgado el fondo de apoyo a víctimas.