México atraviesa severa crisis de corrupción política: Iglesia

La Arquidiócesis advirtió que de no erradicar la corrupción, la democracia quedará hecha "añicos".

Ciudad de México

La Arquidiócesis de México afirmó que el país atraviesa una severa crisis de corrupción política, que "pone en juego al sistema, de tal suerte que, o se busca pronto la manera de erradicar la corrupción, o en poco tiempo nuestra débil democracia quedará hecha añicos".

En el editorial el "Inaplazable combate a la corrupción" del semanario Desde la Fe se menciona que en cuanto a las causas de este mal (la corrupción) se pueden resumir "primeramente en una falta de control de los servidores públicos que, por ser parte del sistema, se creen con derecho a infringir la ley con descarada impunidad, y por otro lado, la justicia supeditada al poder político; de ahí los escandalosos favores e indultos de los que continuamente somos testigos los mexicanos".

La solución a este flagelo, consideró, debe pasar necesariamente por estrictos controles de corrupción, tanto precautorios como punitivos, además de otras medidas más rigurosas como la exigencia a los partidos políticos para que eliminen la corrupción al interior de sus instituciones, so pena de recibir un castigo en las urnas por parte de la sociedad.

Y destaca que si hay voluntad política, la depuración de funcionarios y militantes corruptos debe comenzar cuanto antes, y ésta debe ser una labor inaplazable.

El Papa Francisco ha hecho una descripción perfecta de ellos: "El corrupto no puede aceptar la crítica, descalifica a quien la hace, trata de disminuir cualquier autoridad moral que pueda ponerlo en tela de juicio, no valora a los demás y ataca con el insulto a quien piensa de modo diverso. Si las relaciones de fuerza lo permiten, persigue a quien lo contradiga". Basta querer servir a México para comenzar un verdadero cambio.