Costaron partidos 54 mil 728 mdp en 15 años: diputados

La reforma electoral de 2007 generó un ahorro de más de 6 mil millones de pesos. PRI, PAN y PRD han concentrado casi 70 por ciento de las subvenciones.

Ciudad de México

El financiamiento público a 19 partidos nacionales sumó un total de 54 mil 728.8 millones de pesos entre 2000 y 2015, pero diez de esas organizaciones perdieron registro en su primera participación electoral, a pesar de haber ejercido en conjunto más de 2 mil millones de pesos del erario.

El PT sería el undécimo partido en desaparecer durante los últimos 15 años, en caso de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratifique el cómputo del INE sobre la elección del pasado 7 de junio.

De acuerdo con un estudio de la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis de la Cámara de Diputados, la reforma electoral de 2007 generó, sin embargo, un ahorro superior a los 6 mil millones de pesos en el financiamiento a los partidos.

Las tres principales fuerzas (PRI, PAN y PRD) han concentrado desde 2000 a la fecha casi 70 por ciento de las subvenciones, con 37 mil 577.8 millones de pesos, mientras el PVEM (4 mil 658.3 millones), PT (3 mil 851.3 millones), Movimiento Ciudadano (3 mil 385.2 millones) y Nueva Alianza (2 mil 441.5) han gastado en conjunto 14 mil 336 millones en ese mismo lapso.

Morena y Encuentro Social recibieron este año, en su primera participación electoral, 140.7 millones de pesos cada uno, al igual que el Partido Humanista, cuyo debut y despedida se registró en las elecciones de junio pasado, detalla el documento suscrito por el investigador parlamentario Reyes Tépach Marcial.

Los otros partidos que en su momento perdieron el registro, aun cuando el requisito mínimo anterior era de 2 por ciento de la votación nacional, fueron, en orden cronológico, el Partido del Centro Democrático, el Partido de la Sociedad Nacionalista, el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, el Partido Alianza Social y Democracia Social.

Asimismo, el Partido Liberal Mexicano, México Posible, Fuerza Ciudadana, el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, además del ya referido Partido Humanista.

Al respecto, el diputado panista Fernando Rodríguez Doval celebró la decisión de elevar de 2 a 3 por ciento de la votación nacional el requisito mínimo para la conservación del registro de los partidos, a fin de garantizar su representatividad y evitar que sean utilizados como negocio.

"Era muy importante buscar que los recursos que se distribuyen a los partidos fueran a organismos que tuvieran fuerza electoral, porque hay algunos que se han convertido en un auténtico negocio para sus líderes, para sus dirigentes", dijo.

En entrevista, el legislador reconocido como uno de los principales impulsores de la reforma política electoral de 2013-2014; defendió también la determinación de intervenir los bienes de los partidos en proceso de extinción, a fin de evitar el saqueo.

"Hacer un partido nuevo era un negocio redondo, porque se recibía mucho financiamiento público y después, cuando se perdía el registro, se quedaban con los bienes, y eso es justamente lo que se evita ahora: los bienes pasan a formar parte del Estado, la autoridad electoral interviene esos bienes y de esa manera se lleva a cabo un proceso mucho más transparente y mucho más ordenado", indicó.

Además de los candados impuestos a los bienes y cuentas de los partidos políticos, la intención de ampliar la votación mínima requerida fue asegurar que el Congreso se integre por grupos parlamentarios con una verdadera y auténtica representatividad.

Es decir, que no hubiera partidos tan pequeños que solo fragmentan la representación, sin que necesariamente cuenten con el respaldo ciudadano, abundó Rodríguez Doval.

Recordó que prácticamente todas las democracias del mundo prevén los umbrales mínimos de votación para el registro de las fuerzas políticas e incluso México mantiene uno de los más bajos, en contaste con el 5 por ciento establecido en Alemania y hasta 10 por ciento en otras naciones.

"Consideramos que no había que irnos tan arriba, porque entonces sí estaríamos castigando la representación, pero 3 por ciento nos parece un porcentaje bastante razonable y este nuevo umbral es uno de los elementos que pueden ayudar a que funcione mejor la vida democrática", señaló.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]