Corrupción: un elemento que cobra peso entre los electores

Datos de la encuesta de salida realizada por esta empresa en los comicios del pasado día 5 indican que el rechazo a estas prácticas ilícitas empieza a tomar fuerza entre los votantes.

México

El tema de la corrupción ha cobrado relevancia en la esfera pública. De la última elección presidencial, en 2012, a la fecha, pero sobre todo de la última elección intermedia en 2015, ha pasado a ser una preocupación por parte del electorado. Esto nos ha obligado a incluirla como una categoría de motivación de voto. Escándalos en todas las entidades del país sobre el enriquecimiento de la clase política se han hecho públicos y han generado una fuerte crítica a las medidas que se han tomado para su combate y castigo.

Además de lo que ha publicado la prensa nacional, en el ámbito internacional también ha sido objeto de diversos artículos en diarios como The New York Times o The Wall Street Journal, que la posicionan como uno de los grandes pendientes del gobierno mexicano.

Estos eventos han hecho que el tema de corrupción sea un referente más para tratar de entender la decisión de los electores el pasado 5 de junio en la votación por las 12 gubernaturas en contienda. Datos de la encuesta de salida indican que el rechazo a estas prácticas empieza a cobrar fuerza entre los votantes.

El mapa electoral de las elecciones 2016 muestra cambios importantes: el Partido Revolucionario Institucional, que era gobierno en nueve de las 12 gubernaturas en pugna (Aguascalientes, Chihuahua, Hidalgo, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas), obtuvo el triunfo solo en cinco. Más allá del número en sí, lo que resulta un dato relevante es la pérdida de entidades donde no había alternancia y el tricolor siempre había gobernado. Tal es el caso de Veracruz, Tamaulipas, Quintana Roo y Durango.

La encuesta de salida realizada por Parametría a los electores que acudieron a las urnas el pasado día 5 muestra que la corrupción fue un tema importante para los electores, sobre todo en algunos estados.

La entidad donde más votantes consideran que la corrupción fue el tema más importante de esta elección intermedia es Chihuahua, con 24% de las menciones. El actual gobernador, César Horacio Duarte Jáquez, ha sido acusado en diversas ocasiones de enriquecimiento ilícito, tal es el caso de la adquisición de un porcentaje considerable del Banco Progreso, creado en su administración, cuyo monto, acusan, no pudo haberse cubierto con recursos del funcionario.

Más allá de si estas acusaciones son ciertas o no, lo cierto es que parecen haber generado una percepción. Desde 1998 el PRI había mantenido la gubernatura de Chihuahua; hoy, con Javier Corral como candidato, el Partido Acción Nacional logra recuperarla.

En Hidalgo 20% de los votantes dijeron que el tema de la elección había sido la corrupción; le sigue Veracruz, con 19% de las menciones. Veracruz ha sido otro de los estados donde el PAN arrebató el triunfo al candidato del PRI, en un contexto donde el gobierno en turno, representado por Javier Duarte, ha sido cuestionado en temas de corrupción, como en el caso del desvío de recursos destinados a programas sociales a través de empresas fantasma. Es importante mencionar que esta entidad representa el tercer estado más grande en cuanto a electorado.

En tanto, en Puebla y Quintana Roo 18% de los entrevistados a la salida de urna consideró que la corrupción era el tema de mayor peso en el proceso; así también lo señaló 17% en Aguascalientes, Durango, Oaxaca, Sinaloa y Tlaxcala.

El estado con menos menciones respecto a que la corrupción fue el tema principal es Tamaulipas. Ahí la seguridad es para los votantes el tema más apremiante, lo que corresponde con los altos índices de secuestro que se viven en esa entidad. Tema que será analizado en otra entrega destinada al tema.

Para casi la mitad de los electores en Quintana Roo (48%), Tlaxcala (48%), Chihuahua (48%) y Durango (46%), seguridad, economía, sumada con corrupción, fueron los temas más importantes de la elección. Les siguen Veracruz, Oaxaca, Aguascalientes, Hidalgo y Zacatecas, donde cuatro de cada 10 electores consideró estos temas como prioritarios. Estos datos dan cuenta de la importancia que tiene para los ciudadanos atener estos asuntos de su interés.

Es importante destacar que en los casos de Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo, tanto en la variable “corrupción” considerada por sí misma, como en la que se suma con la categoría “todo”, hay consistencia. Ello lleva a concluir que, medida de otra manera, la corrupción como motivación de voto de castigo fue fundamental en estos tres estados.

En otras encuestas hemos corroborado que los mexicanos apoyan medidas para combatir la corrupción, iniciativas como la 3de3 generan la expectativa de que se puede reducir la misma. El tema sin duda se ha posicionado como uno de los apremiantes en el país, lo que debe ser considerado por la clase política, sobre todo después de los resultados de la jornada electoral del pasado día 5 de junio y en lo que nos espera en la presidencial de 2018.

*Director de Parametría


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]