“A corregir errores en seguridad y pobreza”: José Antonio Estefan

El abanderado de la Coalición con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca niega que el ex gobernador Diódoro Carrasco, ahora panista, apoye desde Puebla su candidatura.
Ha trabajado con Heladio Ramírez, Ulises Ruiz y Gabino Cué.
Ha trabajado con Heladio Ramírez, Ulises Ruiz y Gabino Cué. (Luis Alberto Cruz)

El candidato a la gubernatura de la Coalición con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca (CREO), José Antonio Estefan Garfias, no piensa repetir la hazaña de Gabino Cué hace seis años, cuando logró arrebatar al PRI a través del voto uno de sus principales bastiones, su propósito es ganar e instaurar un nuevo gobierno que corrija los errores en seguridad y pobreza que se detonaron en los últimos años.

Estefan Garfías asegura que la inconformidad y división que causó su nominación son propias del ADN de la clase política oaxaqueña, pero asegura que ha logrado encontrar coincidencias en torno a su proyecto para lograr el triunfo el próximo 5 de junio.

Niega que desde el gobierno de Puebla, vía la Secretaría de Gobierno que encabeza Diódoro Carrasco, esté recibiendo impulso, y acusó que el único ex mandatario que tiene metidas las manos en el proceso es José Murat, quien hasta dispuso de los programas federales para favorecer a su hijo Alejandro.

—¿Cómo se ha sentido en estos días de campaña?, ¿cuál es el diagnóstico que recoge?

—Necesitamos generación de empleos para promover la estabilidad y la gobernabilidad necesaria, así como la certeza y la certidumbre para garantizar inversiones.

"Oaxaca no era un estado que viviera una situación de inseguridad como la estaba viviendo el país, estábamos muy debajo de los niveles promedio. Hoy empieza a ser una preocupación en la sociedad, fundamentalmente en las regiones vecinas a Veracruz y Guerrero, donde esta actividad de la delincuencia ya tenía enraizamiento y se cuela en nuestro estado".

—¿Por qué en sus actos públicos habla de instaurar un nuevo gobierno en Oaxaca y no en darle continuidad a lo hecho por Cué, toda vez que fueron los mismos partidos los que lo impulsaron?

—Corregiremos aquello que no ha funcionado del todo y no se trata de continuidad, se trata de la atención a las grandes demandas de la sociedad. Este cambio no implica ninguna ruptura con nadie, implica atender lo que está demandando la sociedad oaxaqueña.

—¿Dice que buscará aliarse con los maestros para devolverles los derechos que legítimamente han ganado... eso sería darles la rectoría de la educación del estado?

—No devolverles, es lo que legalmente está ganado, lo que constitucionalmente establece cumplirse. Lo que creo es que hay que revisar si el modelo que se está siguiendo a escala nacional tiene posibilidades reales en Oaxaca, nuestro entorno es distinto: tenemos 12 mil localidades mixtecas, hablamos varias lenguas, los niños crecen hablando con su lengua y al momento de llegar a la escuela con el modelo occidental que estamos siguiendo hay ahí como un colapso, lo que hablamos es que hay que revisar que la implementación de todas las medidas que se han tomado apliquen positivamente y, desde luego, le apostamos al mejoramiento de la calidad educativa.

—¿Ha sido difícil ser candidato de dos partidos que generaron divisiones internas una vez que se le designó abanderado de la coalición?

—He sido secretario general de Gobierno, presidente estatal de un partido, siempre que hay elecciones internas, en cualquier partido, aquí no nos vamos a centrar en uno o en otro, es un proceso normal, así es, así acabamos los oaxaqueños en política.

"Te hablaría más bien de que nos motiva en la coincidencia de la coalición que tenemos: no hay oaxaqueño que no quiera superar los niveles de pobreza, mejorar la calidad educativa, mejor la dotación de medicina y de servicios médicos.

—¿Cree repetir la hazaña de Gabino y evitar que el PRI recupere el gobierno de Oaxaca?

—No. Nadie repite de la hazaña de nadie, lo que me motiva a esta edad y luego de toda esta trayectoria que tengo en Oaxaca, lo que me motiva es que Oaxaca trascienda, no que trascienda un político o sus grupos, sino que Oaxaca dé el paso para asomarse en la lista de las entidades federativas que nos toca en los potenciales que tenemos.

—¿Hay intervención de ex gobernadores, en particular hay apoyo para usted de Ulises Ruiz y Diódoro Carrasco?

—Diódoro es mi amigo lo he dicho. El único que está interviniendo es el papá de este señor (Alejandro Murat). Trabajé con Heladio Ramírez, trabajé con Diódoro Carrasco, trabajé con Ulises Ruiz, trabajé con Gabino y siempre pensando en Oaxaca, no pensando en los grupos o en los equipos, mi decisión de estar donde estos es porque no he sido cómplice de ninguno de los caciques políticos del estado. Quiero un proyecto político para Oaxaca.

—¿Quién fue el mejor gobernador con el que trabajó?

—¡Híjoles! todos tienen cualidades y todos tienen defectos... todos, como cualquier político.