Bajo control anticorrupción, alerta ASF

El estudio revela que tampoco consideran un perfil ético para candidatos a ocupar un cargo en el sector público.

México


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Las instituciones del gobierno federal, el Poder Legislativo, Judicial y los órganos autónomos obtuvieron 25 puntos en una escala de 100 en sus controles anticorrupción, ya que la mayoría carece de mecanismos para denunciar, así como de ética e integridad.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación en su Estudio sobre las estrategias para enfrentar la corrupción establecidas en las instituciones del sector público federal, se revisaron 290 instituciones —275 del Ejecutivo, dos del Legislativo, tres del Judicial y 10 órganos autónomos— y con base a un cuestionario y las evidencias, se obtuvo el promedio de 25 de 100 puntos posibles.

"Lo que corresponde a un estatus bajo. Es necesario que las instituciones comiencen a responder con acciones concretas para prevenir la corrupción.

"La mayoría no acreditaron contar con los elementos, o éstos son insuficientes, para demostrar la prevalencia de un tono directivo de respaldo a la ética en el servicio público; la implantación de mecanismos formales y confiables para que cualquier interesado denuncie actos de corrupción; la inclusión de temas de integridad y prevención de la corrupción en los programas de capacitación".

De las instituciones revisadas, 147 (50.7 por ciento) no acreditaron acciones que aseguren un entorno de integridad, 58.6 por ciento no tiene implementada una estrategia para enfrentar el problema y 67.6 por ciento no incluye cursos sobre corrupción.

Mientras que en la mayoría, 92.1 por ciento, no considera un perfil ético de candidatos al sector público, no hay autoevaluación de riesgos, procesos susceptibles a la corrupción y administración de riesgos por corrupción.

Además, 251 instancias del gobierno federal fueron evaluadas con un bajo nivel de acciones anticorrupción, mientras que 20 tuvieron un nivel medio y en cuatro casos se evaluó un alto nivel de medidas contra la corrupción.

El Congreso fue evaluado con un bajo nivel y en el caso de las tres instituciones que integran el Poder Judicial, una fue calificada con bajo nivel, otra con nivel medio y la última con alto nivel de herramientas anticorrupción.

En el caso de órganos autónomos —como INE, CNDH, INAI y otros— siete resultaron con la evaluación más baja, dos mostraron un nivel medio y solo uno obtuvo una alta calificación en sus controles contra la corrupción.

La ASF destacó que en 2015 la Función Pública emitió acciones ejecutivas para prevenir la corrupción y evitar conflictos de interés, la emisión del Código de Ética de los Servidores, reglas de integridad, la ley de transparencia y la creación del sistema anticorrupción.