Relaciona WSJ casa de Peña en Ixtapan con contratista

De acuerdo con el diario, la casa que el presidente Peña compró en 2005, como gobernador, se la vendió un empresario que después ganó 100 millones de dólares en contratos del Edomex.

Ciudad de México

De acuerdo con el diario estadunidense The Wall Street Journal la casa que el presidente Enrique Peña Nieto compró en Ixtapan de la Sal en 2005, como gobernador del Estado de México, se la vendió un empresario que ayudó a transformar Ixtapan en un destino turístico "conocido por sus aguas termales de estilo romano".

The Wall Street Journal señala que Roberto San Román Widerkehr fue el vendedor de la casa y fue quien desarrolló un exclusivo club de golf en Ixtapan.

El WSJ dice que el empresario también fundó una firma constructora local que ganó más de 100 millones de dólares en contratos de obra pública durante el mandato de Peña Nieto como gobernador mexiquense de acuerdo con documentos revisados por el diario estadunidense.

WSJ detalla que desde que Peña se convirtió en Presidente en 2012, la constructora de San Román ha ganado al menos 11 contratos federales, "convirtiéndose en un jugador nacional con negocios en varios estados".

Antes de que Enrique Peña Nieto asumiera el cargo "la compañía no había ganado ningún contrato del gobierno federal", acusa WSJ.

En la nota publicada este lunes, WSJ informa que el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, negó cualquier relación entre la transacción privada por la compra de la propiedad y el éxito del contratista en obras del gobierno federal.

"Eduardo Sánchez dijo que el Presidente compró la casa de 372 mil dólares a los precios del mercado y que la transacción no representó ningún conflicto de interés", informa WSJ.

"La relación del señor Peña Nieto con algunos miembros de la familia San Román, es de hace varias décadas," dijo Eduardo Sánchez al WSJ y añadió que el Presidente compró la casa como una propiedad de fin de semana en una población conocida por su buen clima.

La familia San Román no respondió al Wall Street Journal sobre la información.