ENTREVISTA | POR CARLOS OLVERA

Ana Bertha Silva Dirigente provisional de Comité Directivo Estatal del PRI

Después de muchos intentos de conciliación, de amenazas enfatizadas, grupos y los aspirantes a dirigir el partido han tradado de convencer a los consejeros políticos que solo ellos tienen la clave y contraseña del triunfo.

“Que se dé una contienda equitativa y transparente”

Ana Bertha Silva actuará como árbitro en la elección interna del líder del PRI estatal.
Ana Bertha Silva actuará como árbitro en la elección interna del líder del PRI estatal. (Carlos Olvera)

Guanajuato, GTO.

Como si no fuera poco el drama que se vive en las contiendas internas para el relevo de dirigencias estatales, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, tomó la decisión de enviar un árbitro externo a Guanajuato y evitar cualquier asomo de tragedia.

Luego de muchos intentos de conciliación, de mensajes velados, de amenazas enfatizadas, los grupos y los aspirantes a dirigir el partido han cerrado filas y tratan de convencer a los consejeros políticos, que solo ellos tienen la clave y la contraseña del triunfo.

La misión fue para la priista Ana Bertha Silva Solórzano, quien fue nombrada dirigente provisional del CDE del PRI hace un par de días.

De amplia trayectoria política y quienes la conocen, como dicen de los médicos que aplican inyecciones indoloras, tiene buena mano para este tipo de gestiones, sin embargo para esta tarea solo tendrá 60 días.

Tiene dos meses para convencer a los aspirantes a deponer las arengas y sumarse a una competencia democrática. Aquí nos platica como lo piensa lograr.

¿Cómo encontró al priismo en Guanajuato?
Está rodeado, está cercado por triunfos recientes del Partido Revolucionario Institucional. La gran corriente es recuperar, la gran preocupación del Comité Ejecutivo Nacional es recuperar y coadyuvar a hacer del priismo guanajuatense una parte esencial del priismo nacional y hacer del priismo nacional coparticipe del triunfo del priismo guanajuatense.

Su misión es compleja si considera que ninguno de los aspirantes se bajará de su aspiración y sus grupos tampoco le bajarán a la presión.

Así es, así es. Se puso la mesa para que dialogaran las principales fuerzas locales en un intento para que hubiera un candidato de unidad que sería lo ideal desde luego, no porque sea mala la competencia, no porque le vayamos a rehuir a lanzar una convocatoria transparente en la que el político o política que tenga más posibilidades y más confiabilidad pueda ganar, tampoco era temor. Era un plan "A", que nos daba la facilidad de llegar unidos a una dirigencia que tendrá que fabricar la estructura con la que se va a recuperar el estado de Guanajuato.

¿Eso pasó?
Eso fue lo que pasó. El presidente del Comité Ejecutivo Nacional decidió que viniera una persona que no tuviera intereses locales, que no tuviera ni filias ni fobias y que pudiera conducir, con la confianza del Comité Nacional, un proceso transparente y entregar buenas cuentas al Comité Ejecutivo Nacional y a los guanajuatenses, un proceso apegado a la legalidad.

¿Para eso había que traer a un árbitro externo?
No necesariamente, fue una decisión de confianza del señor presidente del partido. Finalmente quienes nos dedicamos a la política, sabemos que no somos químicamente puros. Todos tenemos nuestro corazoncito y tenemos razón.

La política es participación, pero si algún elemento pudiera enturbiar con la sospecha de su inclinación este proceso, sería muy grave para los guanajuatenses, sería muy grave para el Comité Ejecutivo Nacional y sería muy grave para el priismo que se está transformando y se está reconstruyendo.

Aquí en Guanajuato todos los priistas saben que hay tres o cuatro grupos, que en las fotos salen sonriendo y agarrados de las manos; con mucha gente detrás y con toda la decisión de no bajarse por nadie. O son ellos o son ellos.

Pues así es la política. En el juego de la política hay intereses, hay grupos y hay estrategias y creo que los guanajuatenses están en su papel de jugarla y a ver quién gana.

Lo único que velamos es que esto se haga bajo el respeto a la norma, se participe con toda transparencia, con todas las canicas que tengan cada uno y a ver quién tiene la confianza de los priistas.

¿Les van a pedir una pelea limpia sin golpes bajos a los aspirantes?
Así es, preferentemente nada de golpes bajos; mejor con la mirada de frente, que lleguen a honrosos acuerdos públicos, transparentes y como lo dije el día de la protesta, algo que nos prestigie a todos, que nos honre a todos en este proceso porque solo eso nos va a fortalecer.

¿Usted conoce a los actores?, ¿sabe quiénes son los protagonistas que participan en esos grupos, podría decirse que son gente de diálogo?
Desde ayer comencé y entablé diálogo telefónico con los actores convidándoles a la participación y al diálogo y desde luego al trabajo de suma, que va más allá del proceso que se avecina.

¿Y hay disposición?
Hay la disposición y creo que Guanajuato tiene una clase política muy experimentada y muy sensible, por lo que creo que se van a dar las condiciones de un diálogo, para llegar a un proceso que fortalezca al partido en el estado.

Considera que ¿si se aplicó el plan A y fracasó, falló la estrategia, estamos en el plan B?
Estamos en una instancia: la de lograr una candidatura de unidad, que no es obligatoria y no funcionó, pero no hemos dejado de insistir en que se pueda dar la unidad y lo óptimo, pero hay que decir que si no se da, no es malo, que se dé una contienda equitativa y transparente.

¿Hay la posibilidad, ante un escenario de fracaso, que el Comité Nacional, levante la voz y diga va fulano de presidente?
De ninguna manera.

Entonces los guanajuatenses tendrán la decisión...
Bueno los guanajuatenses y no todos. Los consejeros políticos guanajuatenses, quien sea consejero que vaya tomando su determinación y que defienda su posición. El Comité Nacional nunca dará un manotazo para decidir una dirigencia estatal, salvo en este caso la dirigencia provisional tendrá un tiempo y un encargo.

¿Tienen listo el botiquín para atender a los heridos?
Tendremos no el botiquín, pero sí el corazón abierto para platicar con todos para sumar fuerzas, para evitar resentimientos. Si logramos que ese sea un proceso muy cuidado, muy apegado a la norma y muy equitativo, los heridos se van a curar solos.
Duele perder cuando se pierde en la trampa, cuando se pierde con malas jugadas, porque cuando se pierde a legalidad como el buen deportista, no tendrán lágrimas en los ojos.

¿Qué les ofrece a los candidatos a dirigir el partido?
Ya lo dije, no habrá dados cargados, porque tampoco es un juego de azar; es una competencia entre políticos profesionales, responsables, políticos que tienen como inspiración dirigir los caminos de su partido en el estado, que no es poca cosa, porque seguimos siendo el partido más estructurado del país.