La verdadera lucha comenzará con la consulta: Cárdenas

Será con el respaldo de la sociedad que se logrará echar abajo la reforma energética; si el gobierno no acepta atentará contra la Constitución, dice.
Confía en revertir los cambios hechos a la Constitución.
Confía en revertir los cambios hechos a la Constitución. (Jesús Quintanar)

México

El PRD ya no tiene nada que hacer en el Congreso para impedir la aprobación de la reforma energética, ante el acuerdo entre los legisladores de PRI y PAN para sacarla adelante. Por eso, la verdadera lucha arranca en septiembre con la exigencia para realizar la consulta popular y así revertirla, aseguró Cuauhtémoc Cárdenas.

El personaje emblemático del PRD en la defensa contra la reforma energética aseguró que es a través del respaldo de la sociedad como su partido apuesta a echarla abajo, y advirtió que de no aceptarla, el gobierno estará atentando contra el orden constitucional.

Ante la falta de votos del PRD y del resto de los partidos de izquierda para impedir que las leyes secundarias sean aprobadas durante los próximos días, Cárdenas advirtió que "el respaldo social y político va a hacer presión sobre las autoridades para que acepten que se lleve a cabo la consulta".

Por eso, a partir del 15 de septiembre inicia la verdadera lucha contra la reforma energética "y ahí es donde vamos a empezar una campaña muy fuerte, para llamar al voto para echar abajo estas contrarreformas para revertir los cambios que el gobierno ha hecho a la Constitución y para dejar sin efecto todo aquello que en las leyes secundarias contradiga lo que dice la Carta Magna".

Al arranque del periodo extraordinario en el Senado para discutir las leyes secundarias en la materia, Cárdenas dijo en entrevista con MILENIO que la izquierda cumplirá, de sobra, con los requisitos para realizar la consulta en junio de 2015.

El gobierno federal confía en la aprobación de las leyes secundarias con los votos de PRI y PAN, el PRD no tiene votos para frenarla.

Yo esperaría que en la discusión en el Senado se escuche la voz de la oposición, los argumentos que tienen los senadores patriotas para plantear los cambios a las leyes secundarias, pero en el fondo nosotros vamos por revertir la reforma constitucional. Esta situación es temporal. La campaña fuerte viene en septiembre.

Dicen que no hay nada que hacer, que ya no podemos hacer nada. Estamos haciendo lo que nos permite la ley. No sé qué quisieran que hiciéramos, si quisieran que nos demos por derrotados. Se hace lo que se puede, que es concientizar al pueblo y llamar al voto y espero que sea mayoritariamente para revertir la reforma.

¿Qué certeza hay de que la consulta ciudadana se pueda llevar a cabo en junio de 2015 como ustedes lo proponen?

No tengo duda de que la consulta procede legalmente, lo han dicho varios constitucionalistas. Creo que el respaldo político y social que estamos logrando será suficiente para que ninguna autoridad pueda decir que no se lleve a cabo, estoy seguro de que el voto mayoritario de los mexicanos va a hacer el favor de revertir estas reformas.

¿De llevarse a cabo esta consulta, el camino estaría abierto para echar abajo la reforma energética?

Si la consulta es favorable para echar abajo la reforma, tendrán que acatarla, es lo que dice la Constitución y si no se acata la Constitución, entonces, estarán rompiendo el orden constitucional y en esas circunstancias, pues ya se tendrá que ver qué se hace.

¿Qué harían en ese caso?

No sé, no adelantemos vísperas, queremos ir sobre hechos concretos. No deberían estar tan tranquilos, sobre todo los inversionistas, aquellos que piensan que va a haber chorros y chorros de dinero en inversiones extranjeras, yo lo vería con mucho recelo. Yo no arriesgaría un solo centavo en este momento.

¿Cuáles son las consecuencias que ve con esta reforma energética?

Va a detonar la economía nacional, pero de Estados Unidos, de Texas, Arizona y otros estados y aquí nos van a dejar tierras estériles, aguas contaminadas y yacimientos agotados, porque ese petróleo no va a servir para industrializar a México. Un país con mucho menos perspectivas para progresar de lo que tenemos actualmente.

Quienes defienden esta reforma dicen que tiene una esencia cardenista.

Pues tienen una memoria muy corta, porque los que hoy la apoyan eran apoyadores de lo que nosotros proponemos. El Partido Revolucionario Institucional no dejó pasar ciertas reformas en el sexenio anterior y ahora las está impulsando. No fue compromiso de ninguna campaña frente a los miles de compromisos que firmaron ante notario. Hay una fuerte contradicción y ahora nos van a dejar lo que México ya vivió en tiempos anteriores a la expropiación.