Construcción de penal en Mina ya hizo negocio: Barrios

El diputado panista dijo que es difícil que continúen con el plan del centro penitenciario, pues ya gastaron 400 millones de pesos, con los cuales alguien salió beneficiado.
El gobernador aseguró que se conseguirán los recursos para concluir el penal de Mina.
El gobernador aseguró que se conseguirán los recursos para concluir el penal de Mina. (Foto: Archivo)

Monterrey

Para el diputado local del PAN, Enrique Barrios, el desinterés de las autoridades federales y estatales por continuar con la construcción del Penal de Mina, se debe a que ya significó un "negocio" para "alguien" y las condiciones de "hacinamientos e inseguridad" actuales en los centros penitenciarios deja más dinero.

Luego de que Milenio Monterrey publicara que por tercer año consecutivo el Gobierno Federal no contemplara recursos para la construcción del nuevo centro penitenciario federal, el legislador albiazul e integrante de la Comisión de Justicia y Seguridad, señaló que "alguien ya cobró", por lo que ya no hay negocio en la obra.

Barrios Rodríguez se refirió a los 400 millones de pesos que el Estado invirtió en la primera etapa del Penal de Mina que representaba la preparación del terreno y la construcción de una barda perimetral.

"No es casualidad que ya no hayan continuado con la construcción del Penal de Mina, la primera de ellas porque ya gastaron 400 millones, es decir ya gastaron, alguien cobró, ya hicieron un buen negocio y ya no importan las verdaderas razones del porque se les licitó la construcción de ese recinto".

Así mismo indicó que esto evidencia que a la entidad le conviene continuar lucrando con la inseguridad que se vive actualmente en los penales del estado, es decir no está interesado en mejorar la situación.

"Ese tema ya está abandonado porque pues es un servicio que el estado tiene que dar, la reclusión penitenciaria es un servicio público del que estamos adoleciendo mucho, los penales están llenos, hay mucha inseguridad, sí ocupábamos esta nueva instalación pero este gobierno no tiene la intención de acabar este proyecto.

"Si el hacinamiento produce negocio, si la inseguridad al interior de los penales produce dinero, si el hacinamiento y la inseguridad producen fugas, lo que significa la cancelación de este proyecto de facto es que este gobierno está conforme con la situación del sistema penitenciario, les gustan las cosas como están".

Finalmente dudó que los legisladores federales del PRI accedan a buscar modificar el Paquete Fiscal enviado por el Ejecutivo y contradecir al Presidente de la República y al secretario de Finanzas, pues en el Revolucionario Institucional representa la muerte política.

"No creo que ningún diputado del PRI se vaya a atrever a sugerir un cambio en el proyecto de presupuesto, entonces están mintiendo los priistas que dicen que puede venir un cambio, ellos no se van a atrever a moverle al paquete fiscal, so pena de ser regañados por el Presidente de la República...

"Tal vez esas exigencias podrían venir de otros partidos, del PAN o del PRD que no temen enfrentarse al Ejecutivo, pero en la práctica priista es pecado y es pena de muerte política contradecir al secretario de Hacienda y al presidente en la construcción del presupuesto", señaló.

Enrique Barrios dijo que lo deseable es que el proyecto de la construcción del Penal de Mina se reactive y se pueda solucionar la situación de hacinamiento que viven los penales del estado.