Sin el PRI, Congreso rechaza propuesta de mandos únicos

Con 22 votos a favor por parte de legisladores del PAN, PRD e independientes, se rechazó la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto sobre disolver las Policías Municipales. 
Los diputados del PRI abandonaron la sesión.
Los diputados del PRI abandonaron la sesión. (Foto: Especial)

Monterrey

El Congreso de Nuevo León rechazó "categóricamente" la iniciativa del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de crear mandos únicos en los estados y dar facultades al Gobierno Federal para desaparecer ayuntamientos por motivos de infiltración del crimen organizado.

Lo anterior fue expuesto por el diputado local del Partido Acción Nacional (PAN), Enrique Barrios Rodríguez, quien destacó el riesgo de otorgar estas facultades a la Federación con el antecedente de un partido político que durante 70 años ejerció un gobierno totalitario y opresor.

"No es posible que en los tiempos de democracia modernos que vivimos, un gobierno pretenda centralizar un asunto tan importante como lo es la seguridad de los ciudadanos. Pero lo más lamentable, es que el Presidente de México pretenda conducirnos a un régimen de dictadura como el que se presenta en países de Latinoamérica como Cuba o Venezuela, por mencionar algunos.

"Nuevo León y el resto de los estados de México no tienen por qué pagar las consecuencias de malos gobiernos en entidades como Guerrero y Michoacán, entidades en donde hoy por hoy están inmersas en crisis de gobernabilidad debido al crimen organizado", dijo desde la tribuna Enrique Barrios.

En el punto de acuerdo, Barrio Rodríguez explica que la propuesta del mandatario federal atenta contra la autonomía municipal resguardada en la Constitución Política Federal.

"La Legislatura del Congreso del Estado rechaza categóricamente la implementación en Nuevo León del plan presidencial denominado Plan de Legalidad y Justicia, anunciado por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, debido a que atenta contra la autonomía de las entidades municipales garantizadas en el artículo 115 de nuestra Constitución Política", señala el documento sometido a votación del Pleno.

La propuesta no agradó a los legisladores locales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Nueva Alianza (Panal) y Partido del Trabajo (PT), quienes solicitaron que fuera turnada a comisiones para un análisis más profundo.

Sin embargo, los diputados del PAN insistieron en que fuera votada en ese momento, por lo que los priistas decidieron abandonar el salón del Pleno del Congreso a fin de romper el quórum y dar por concluida la sesión.

Sin embargo antes de que esto sucediera, el presidente del Congreso en funciones, el panista Francisco Treviño Cabello, sometió a votación el punto de acuerdo, y la secretaria de la Mesa Directiva, Imelda Alejandro de la Garza, pidió que el voto fuera nominal, es decir, solamente levantando la mano, por lo que el exhorto fue aprobado por unanimidad de los presentes.

Cabe destacar que en el Pleno estaban solamente diputados locales del PAN, PRD y los legisladores independientes Luis David Ortiz Salinas y Jesús Eduardo Cedillo Contreras, por lo que Alejandro de la Garza reportó 22 votos a favor, siendo aprobado el documento.

Inmediatamente después de concluida la sesión, los diputados locales del PRI: Carlos Barona y Daniel Torres, así como el líder de la bancada de Nueva Alianza, José Isabel Meza Elizondo, y la presidenta del Congreso, María Dolores Leal, brindaron una rueda de prensa en donde acusaron de una votación ilegal.

Barona Morales mostró a los medios de comunicación una fotografía del momento de la votación en donde se observan solamente 20 diputados levantando la mano durante el proceso.

Por su parte, la presidenta del Congreso reportó que desde el inicio de la sesión se notificó la ausencia del diputado local del PAN, Julio Álvarez González, así como la falta en ese momento de Héctor Briones.

El diputado del PRI, Carlos Barona, adelantó que presentarán una denuncia en contra de la bancada local del PAN por las violaciones a la Ley Orgánica y al Reglamento Interior del Congreso, y aseguró que la Oficialía Mayor tiene facultades para declarar ilegal la votación.