Aprueban reformas a Ley de los Derechos de las Personas con Discapacidad

Con las modificaciones, las personas que padecen alguna discapacidad intelectual accederán a las placas especiales de vehículos para estacionarse en lugares preferentes.
Héctor García, diputado local del PRI.
Héctor García, diputado local del PRI. (Jorge López )

Monterrey

Reformas a la Ley para la Protección de los Derechos de las Personas con Discapacidad y al Código de Procedimientos Civiles, aprobó este martes el Congreso del Estado con la intención de que las placas especiales de vehículos se otorguen también a quienes trasladan a personas que padecen alguna discapacidad intelectual.

El expediente legislativo 10720/LXXIV, fue presentado por el diputado del PRI, Héctor García, y firmado por el legislador panista, Hernán Salinas, y se generó a raíz de que las placas vehiculares solamente se otorgaban para quienes padecen alguna discapacidad física, y que puedan estacionar sus coches en estacionamientos específicos, y ahora con esta modificación, también tendrán derecho a ese beneficio quienes tengan discapacidad intelectual.

"Tiene como objetivo atender el vacío legal que existe en la ley para determinar el tipo de discapacidad para acceder a lugares exclusivos con derecho preferente a las personas con discapacidad, con estas modificaciones se pretende incorporar que tanto las personas con discapacidad motora e intelectual tengan el mismo derecho para el uso de lugares preferentes asignados para ellos, ya que en contraposición resulta que en la práctica las personas con discapacidad intelectual tienen una brecha complicada no sólo para la asignación de placas para aquellas personas que conducen, sino también el estigma social del raciocinio cuando se estacionan en lugares preferentes.

"La presente reforma, es que se elevará a ley estatal la competencia de las autoridades municipales para que estas puedan sancionar a las personas que se estacionen en lugares exclusivos para personas discapacitados, a las que no tengan derecho de hacerlo, ya que antes se dejaba a criterio de la competencia municipal y solo podían ejecutar y proceder a multar en lugares públicos", dijo el diputado.

Para el caso de interdicción de las personas con discapacidad que presenten síndrome down, o discapacidad intelectual permanente, genética o adquirida, éstas también podrá certificarse, según sea el caso, mediante la exhibición en la solicitud de un examen cariotipo para demostrar la existencia del trisomía veintiuno, el tamiz neonatal, o cualquier otro medio científico que pueda determinarlo, expedido por cualquier institución médica de la entidad, certificada para realizar este tipo de pruebas por la Secretaría de Salud del Estado.