El conflicto jornalero de San Quintín en 7 puntos

Los líderes de los jornaleros del Valle de San Quintín rechazan el aumento salarial de 15 por ciento ofrecido el viernes por los productores agropecuarios; muchos jornaleros ya regresaron a trabajar.
Confían en que pronto se llegue a acuerdos para que el valle de San Quintín vuelva a la normalidad.
Valle de San Quintín, Baja California. (Jesús Quintanar)

Ciudad de México

El conflicto de los jornaleros agrícolas del Valle de San Quintín desencadenó un paro laboral desde el 17 de marzo pasado al no tener respuesta a las exigencias que en meses pasados le presentaron al gobierno estatal para tener mejores prestaciones, un aumento salarial y condiciones laborales adecuadas.

Estos son los puntos principales del conflicto:

1.- ¿Cómo están contratados los jornaleros?

Fidel Sánchez, uno de los voceros de la Alianza Nacional por la Justicia Social del Valle de San Quintín, explicó en una entrevista radiofónica que los jornaleros de Baja California tienen suscritos dos contratos.

Uno es un contrato colectivo de trabajo representados por organizaciones sindicales nacionales como la CROM y la CRAC.

En ese contrato colectivo se determinan las condiciones laborales, como el prescindir de aguinaldo, pago al doble del día domingo y días festivos, vacaciones, prima vacacional y reparto de utilidades, porque ya las tienen incluidas en su salario diario.

De acuerdo con el vocero de los jornaleros su salario diario es de 110 pesos en promedio.

El segundo contrato es individual y en él aceptan las condiciones laborales.

Hay jornaleros que están contratados por jornada y otros por tarea.

A los jornaleros contratados pro tarea se les paga por el número de jarras, botes y cajas de productos que entregan al día.

2.- ¿Qué piden los jornaleros?

Piden que se les paguen 300 pesos diarios, pues consideran que lo que reciben es "un salario de hambre".

Condiciones laborales que garantiza la Constitución y la Ley Federal del Trabajo.

Que se revoque el contrato colectivo firmado por los sindicatos existentes "a espaldas de nosotros como jornaleros".

Que se respete el derecho de antigüedad de cada jornalero.

Aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, reparto de utilidades, pago del septimo día y días festivos al doble.

Aumento en el pago por caja de fresa, jarra de mora y cubeta de tomate. Por ejemplo actualmente la jarra de mora se las pagan a 6 pesos y ellos piden que se aumente a 17.

3.- ¿Por qué inició el paro?

De acuerdo con Fidel Sánchez, desde el 15 de octubre de 2014 entregaron al gobierno estatal un pliego petitorio para que iniciara una mesa de diálogo y mejorarán sus condiciones laborales, al no tener una respuesta decidieron iniciar un paro laboral en el que participan todos los jornaleros del Valle.

Para los jornaleros su trabajo es una muestra de esclavitud moderna.

"Los trabajos son por contrato, por tarea, si quiero ganar más dinero tengo que esforzarme más a lo triple para sacar más de lo que nos pagan".

El 17 de marzo que inició el paro los jornaleros protestaron bloqueando la autopista transpeninsular lo que generó que hubiera varios detenidos.

4.- ¿Cuántos jornaleros trabajan en San Quintín?

Los jornaleros dicen que son 80 mil los que trabajan en el Valle.

El alcalde de Ensenada, Gilberto Hirata, dice que son 14 mil y que entre mil 500 y 2 mil son los que están como eventuales y son quienes carecen de derechos laborales.

5.- ¿En qué va la negociación?

Los jornaleros se han reunido con representantes de las empresas, autoridades federales, estatales y municipales para exigir una respuesta a sus peticiones.

Los jornaleros acusan que solo han recibido propuestas que les parecen insuficientes.

Los empresarios se niegan a pagar 300 pesos diarios a los jornaleros. Primero ofrecieron aumentos salariales de 10 por ciento, unos diez pesos más al día.

En la reunión del viernes 27 de marzo les ofrecieron un aumento salarial de 15 por ciento.

El secretario de Fomento Agropecuario del gobierno de Baja California, Manuel Valladolid, dijo a MILENIO que esa propuesta fue aceptada por la mayoría de los jornaleros y que si alguna empresa puede dar un aumento mayor lo hará.

"El acuerdo fue muy largo, las negociaciones empezaron con un 6 por ciento. Los empresarios salieron primero con un 6 por ciento y lo fueron escalando y escalando y lo que me comentaban era que fue una decisión del 15 por ciento".

Explicó que "excepto ciertos liderazgos que estaban en la mesa" los jornaleros aceptaron el aumento.

"Su comentario final fue que si los jornaleros con este aumento quieren ir a trabajar, que vayan a trabajar".

Para los productores resultaba "imposible" aumentar a 300 pesos el salario diario.

Con lo acordado el viernes el salario quedaría entre 130 y 150 pesos al día.

Los líderes de los jornaleros siguen movilizándose este lunes, pues dicen que no aceptarán un aumento menor a 200 pesos diarios.

"Nosotros no vamos a pedir menos de 200 pesos por la jornada laboral. Además, que las prestaciones como aguinaldo, vacaciones, días festivos, prima vacacional, reparto de utilidades, las queremos por separado, que no se incluyan en el mismo sueldo", dijo el vocero de los jornaleros Fidel Sánchez.

6.- ¿Por qué hay niños trabajando en el Valle?

El vocero de los jornaleros, Fidel Sánchez, confirmó que sí hay niños que siguen trabajando en los campos porque sus padres no tienen los recursos para enviarlos a la escuela y para evitar que entren a la delincuencia los padres "deciden enviarlos a trabajar con el nombre de algún tío o primo que sea mayor de edad".

7.- ¿Por qué la CNTE se involucró en el movimiento jornalero?

La relación entre ambos movimientos surge porque uno de los voceros de los jornaleros, Fermín Salazar, es maestro, originario de Oaxaca y lleva viviendo 30 años en Baja California.

La Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación participó en la mesa en la que les negaron el aumento de 300 pesos a los jornaleros.

Esta semana se trasladó a Baja California el secretario general de la CNTE en Oaxaca, Rubén Núñez.

Los jornaleros informaron que la CNTE incluyó en su pliego petitorio que tiene presentado ante la Secretaría de Gobernación con motivo de la reforma educativa las peticiones de los jornaleros.