Declaran procedente concurso mercantil de Oceanografía

Podrá participar en contrataciones, celebrar contratos con dependencias, PGR y gobierno federal, así como con entidades federativas y municipios.

México

Un juzgado resolvió que es procedente declarar en concurso mercantil a Oceanografía, con lo que empezó a correr el plazo de un año para reestructurar a la compañía defraudadora de Amado Yáñez Osuna o de lo contrario será declarada en quiebra.

Con esa decisión queda suspendida la inhabilitación dictada por la Secretaría de la Función Pública y permite a la empresa participar en "procedimientos de contratación, realizar propuestas o celebrar contratos con las dependencias, Procuraduría General de la República y entidades de la administración pública federal, así como las entidades federativas y municipios, mientras se tramita el procedimiento concurso mercantil".

A pesar de las irregularidades detectadas por el órgano interno de Pemex, por al menos 3 mil millones de pesos en cinco convenios modificatorios, el juez Consuelo Soto —quien también llevó en un inicio el caso de Mexicana de Aviación— determinó que la empresa puede estar en concurso mercantil, debido a que incurrió en incumplimiento generalizado del pago de sus obligaciones por más de 30 días a por lo menos 149 de sus acreedores.

La resolución, según un comunicado del Consejo de la Judicatura, ordena a Pemex Exploración y Producción suspender la aplicación de descuentos por penas convencionales, así como que la paraestatal se abstenga de iniciar, tramitar y concluir los procedimientos de cobro contra la empresa.

El fallo también reactiva a Oceanografía como sujeto de crédito y suspende cualquier embargo o ejecución de carácter laboral.

Suspendió de manera temporal la aplicación de fracciones de la ley de Pemex que impiden que Oceanografía participe en licitaciones públicas, invitaciones restringidas y adjudicaciones directas, así como celebrar contratos con Pemex Exploración.

La autoridad jurisdiccional determinó además adoptar medidas cautelares por las que se ordena a PEP que reintegre los importes deducidos por penas convencionales impuestas a Oceanografía, del 28 de febrero de 2014 a la fecha.

También que suspenda los descuentos por penas convencionales impuestas desde el 28 de febrero de 2014 a la firma por la ejecución de contratos y se abstenga de iniciar, tramitar y concluir procedimientos de cobro en su contra por penas convencionales impuestas o que estén pendientes de aplicar.

El juzgado federal en materia civil instruyó al Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom) que designe como conciliador al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), para que en los cinco días siguientes a que reciba dicha comunicación señale a quien desempeñará directamente esa función.

Una vez cumplido con lo anterior el conciliador deberá informar de su designación a los acreedores y señalar un domicilio para el cumplimiento de las obligaciones que les impone la ley, detalló el Consejo de la Judicatura Federal.

En tanto se efectúa designación de conciliador, la empresa, sus administradores, gerentes y dependientes tendrán las obligaciones que la ley atribuye a los depositarios judiciales.

Además, sin que se agote el procedimiento de reconocimiento, graduación y prelación de créditos, se informó a los interesados que del dictamen emitido por el visitador se desprende que la comerciante tiene al menos una lista provisional de 149 acreedores.

De forma paralela, la autoridad jurisdiccional señaló el 11 de octubre de 2013 como fecha de retroacción del presente concurso mercantil, con base en los artículos 43 y 112 de la LCM, y ordenó al conciliador iniciar el procedimiento de reconocimiento de créditos.

En su resolución el juzgado federal ordenó poner de inmediato a disposición del conciliador los libros, registros y demás documentos de la empresa concursada, así como los recursos necesarios para sufragar los gastos de registro y las publicaciones previstas en la ley de la materia.

Además instruyó a la empresa a suspender el pago de los adeudos contraídos previos a la fecha en que surta efectos la sentencia, salvo los que sean indispensables para su operación ordinaria y que tengan la liquidez necesaria durante la tramitación del concurso mercantil.

Los del extranjero

-Asimismo, el juzgado tercero de distrito en materia civil en el DF instruyó a hacer del conocimiento de los acreedores residentes en la República Mexicana que así lo deseen que presenten al conciliador sus solicitudes de reconocimiento de crédito.

-A su vez, los acreedores residentes en el extranjero podrán presentar dichas solicitudes, si a sus intereses conviene, ante la persona y lugar indicados, dentro de un plazo de 45 días naturales conforme el artículo 291 de la Ley de Concursos Mercantiles.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]