• Regístrate
Estás leyendo: Largas filas y poco abasto de combustible
Comparte esta noticia

Largas filas y poco abasto de combustible

Esta medida de limitar las cargas de combustible no es lo ideal, reconocen los trabajadores de algunas gasolineras
Publicidad
Publicidad

Desde hace algunos días el panorama en las gasolineras de la capital hidalguense y su zona metropolitana se ha mostrado de una forma similar, todas ellas con largas filas en espera de poder cargar combustible. 

Sin importar en que zona de la ciudad de Pachuca o del municipio de Mineral de la Reforma se encuentre la gasolinera, tampoco importan las marcas que ahora existen, otras diferentes a las Pemex, ya que si cuentan con algo de combustible tienen largas filas en espera de poder cubrir las necesidades. 

"Yo tuve que perder una vuelta de mi ruta para poder cargar gasolina, no me quisieron vender más allá de 15 litros, que para que alcance para todos los que necesitan de gasolina; casi media hora de espera y perder una ruta para cargar tan poquito cuando hay tanta necesidad, no se vale", afirmó un conductor de transporte público. 

Esta medida de limitar las cargas de combustible no es lo ideal, reconocen los trabajadores de algunas gasolineras, pues la mayor parte de los conductores buscan llenar sus tanques debido a la escasez, además el abasto que se tiene dentro de las gasolineras es regular; sin embargo no cuentan con el suficiente producto para atender las demandas de la población. 


"Solo vine a cargar para llenar unas garrafas de 10 litros", comenta un taxista, "quiero tener algo extra de gasolina para poder hacer mi trabajo porque no es posible que exista este desabasto si se supone que el presidente dice que sí hay gasolina, entonces no sabemos cómo es que no llega a Hidalgo", añadió mientras guardaba sus reservas de gasolina en su cajuela. 


Afectan a las madres de familia 

El desabasto de gasolina no afecta únicamente a los trabajadores del volante o a los servidores públicos y profesionistas que se trasladan a sus trabajos, también a las madres de familia quienes día a día llevan a sus hijos e hijas a las escuelas en todo el territorio de Pachuca y su zona metropolitana. 

“Si no hay gasolina falta ver si no es una razón para que se suspendan las clases, pues imagine que no haya ni cómo llegar a las escuelas; ahorita porque el transporte público nos ayuda pero qué va a pasar cuando ya no estén, cuando ellos tampoco puedan cargar gasolina", manifestó una madre de familia que dijo provenía de Pachuquilla para dejar a su hija en la Escuela Secundaria General Número 1 cerca de la zona de hospitales de Pachuca. 

El desabasto preocupa a los consumidores y pobladores de Hidalgo, lo cual genera incluso discusiones entre los padres de familia debido a las medidas que ha ejercido el presidente Andrés Manuel López Obrador para combatir el huachicoleo. 

Sin embargo mientras las actividades cotidianas así lo demanden los padres y madres de familia buscarán la forma de llegar a sus destinos para poder brindar educación a sus hijos e hijas, "pues mientras haya clases vamos a tener que buscar la forma, vendré a dejar a mi hija en caballo si es necesario; pues como le hacíamos antes, antes no dependíamos del carro o de la gasolina y además tengo un tío que bien me podría prestar un caballo, sería y a opción si el transporte público también se acaba", afirmó una madre de familia. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.