• Regístrate
Estás leyendo: Hay confusión entre usuarios por ruta troncal
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 07:27 Hoy

Hay confusión entre usuarios por ruta troncal

La ruta comenzó a operar desde el lunes 9 de julio, son la frecuencia de paso y el prepago, las observaciones.
Publicidad
Publicidad

El arranque de la nueva ruta troncal Belisario Domínguez ha tenido dos aristas para los usuarios de dicho derrotero: esperar hasta 30 minutos para poder abordar o ver pasar a tres unidades prácticamente en fila.

La transición de los viejos vehículos que operaban las rutas 66 y 603-A a los nuevos automotores sigue un proceso de adecuación para los conductores y los viajantes. 

Por ejemplo, tres camiones mantenían una distancia de una cuadra cuando recorrían la calle constancia el día jueves a las 11:20 de la mañana. Al seguirlas por la calle Constancia en su cruce con Valentín Gómez Farías hasta, el Centro Médico y Belisario Domínguez en el cruce con Avenida Circunvalación, se percató que las tres unidades mantenían una distancia corta y por lo tanto se rebasaban, en altos se emparejaban y en las paradas no había suficiente gente para los tres servicios. 

A esa hora parecía que había una sobreoferta de unidades para el poco número de usuarios que utilizaban la nueva ruta troncal 03 Belisario Domínguez. Quizá, el hecho de que tres autos circulaban juntos, provocaba que posterior a su paso se registrara un hueco de tiempo en el que no pasaba el servicio. 

La respuesta que da la Secretaría de Movilidad a la coincidencia de vehículos es que la troncal tuvo una modificación en su derrotero. Con la fusión las rutas 66 y 603-A, la última ya no hicieron el recorrido habitual hacia el Mercado de San Juan de Dios porque su camino cambió para llegar a la colonia Las Juntas. Eso ocasionó afectaciones a los usuarios que tomaban dicha opción para llegar al mercado.

Al haber dos derroteros con distintos destinos en la ruta Belisario provocó que hubiera “coincidencia con el tiempo, muchas veces en el tramo que te decía que se comparte esta vía de San Juan de Dios y la vía anterior porque bueno, al final de cuentas, por los ajustes de tiempo cuando traemos una frecuencia de ocho a diez minutos puede llegar un momento en el que se coincidan en algún momento del día por el tráfico y de más, hasta dos podría ser normal, ya tres, quiere decir que definitivamente una de las dos vías está mal ajustada en sus tiempos”, señaló Gustavo Flores, director de transporte público en la Secretaría de Movilidad. 

A otros viajeros: “nos tocó esperar casi media hora con loa nuevos camiones. De hecho pasó que estábamos acostumbrados a que en esas tres cuadras había paradas y de repente yo la estaba esperando en una esquina y ya no había parada y yo ni por enterada me di. O sea, tardó media hora en pasar, pasó y no me dio la parada”, comentó una vecina de la colonia La Esperanza. 

Para los usuarios hizo falta un proceso de socialización en el que pudieran conocer los nuevos aditamentos del modelo ruta-empresa: Por ejemplo, el reacomodo de las paradas para subir pasaje, el mecanismo de pago para menores de edad y lo que más se ha dificultado: el pago. 

Uno de los mecanismos que se implementa es el de prepago. Los usuarios pueden cubrir su pasaje a través de pago con monedas y depositar la cantidad exacta a una alcancía, que no da cambio. La otra opción es pagar con tarjetas que hasta el momento no se han utilizado constantemente. 

“Se me está dificultando mucho eso porque uno tiene que pagar en el (aparato) y luego es más lento y no se me hace buen servicio ahorita pero quien sabe ya acostumbrándome”, contó María Guadalupe Cajero quien utiliza la ruta todos los días. 

Los usuarios reconocer el cambio de actitud de los choferes pues los ven más amables, aseguran que la forma de manejar ha cambiado en beneficio de los usuarios y reconocen el buen estado en el que se encuentran las unidades de transporte público. 

Los que han encontrado diferencias a su favor son los conductores de la troncal Belisario Domínguez. En entrevista, argumentaron que la instalación y operación del sistema de prepago les quita un peso de encima y así pueden realizar mejor su trabajo. 

Miguel Ángel Santos es conductor de transporte público y asegura que con el nuevo modelo “ya no tenemos el peligro de que nos roben, no tenemos el miedo de que nos asalten y es más fácil porque ya tenemos más libre de manejar y dar un poco mejor de calidad del servicio, sin estar pensando en el boletaje, en dinero, en cambio”. 

La cuestión laboral también tuvo otros beneficios pues los trabajadores ya fueron asegurados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMMS), yo jornada de trabajo se redujo de 16 horas de trabajo a sólo ocho, como se establece en la ley. Otro punto a su favor fue el establecimiento de un salario fijo. 

“Antes trabajaba uno por comisión, la comisión era el 20 por ciento, ya ves que antes uno estaba correntiando con los de la competencia y sacaba uno poquito más, ahora son 400 pesos a las ocho horas, ya tienes descanso toda la tarde”, platicó otro de los conductores de la nueva ruta troncal. 

La ruta Belisario tiene una longitud de 44.9 kilómetros de ida y vuelta. El origen es de Puerta de la Barranca Huentitán y tiene como destino a La Micaelita, que se encuentra entre los cruces de avenida de las Rosas y Santa Catalina. Algunas de las vialidades que cruzará son Belisario Domínguez, Periférico, Calzada del Ejercito, Héroes de Nacozari, Calle10, Calle 13, Calle 2, Lázaro Cárdenas, Toneles, Soplete, Tornillo, Rondana, Rueda, Grúa, San Antonio, Juan de la Barrera y avenida de la Rosas, en Tlaquepaque.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.