• Regístrate
Estás leyendo: Gobierno de CdMx condena agresiones a damnificados del Multifamiliar Tlalpan
Comparte esta noticia

Gobierno de CdMx condena agresiones a damnificados del Multifamiliar Tlalpan

Las víctimas denunciaron los ataques ante la PGJ, y en redes sociales responsabilizaron al gobierno de José Ramón Amieva "de cualquier agresión posterior a este hecho".
Publicidad
Publicidad

El gobierno de la Ciudad de México condenó las agresiones verbales y físicas cometidas anoche por personas desconocidas contra damnificados del Multifamiliar Tlalpan donde Israel Ballesteros, vocero de Damnificados Unidos, fue golpeado en la cara.

"El gobierno de la Ciudad de México condena los hechos ocurridos en la Asamblea Multifamiliar Tlalpan la noche de ayer, y externa su apoyo y solidaridad con todas y todos los integrantes del grupo Damnificados Unidos, con quienes a través de la Comisión para la Reconstrucción ha venido trabajando de manera permanente y fructífera en la atención de sus demandas", se lee en un comunicado del gobierno, que fue subido a las redes sociales de los afectados.

Anoche las víctimas difundieron un video donde responsabilizaron al gobierno actual encabezado por José Ramón Amieva "de cualquier agresión posterior a este hecho".   

"Esto no nos amedrenta. A quienes sean los autores intelectuales y materiales de esta agresión les tenemos un mensaje: no les tenemos miedo y vamos a continuar en esta lucha", advirtieron.   

Los damnificados informaron que ya presentaron una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia capitalina. 

En el documento, el gobierno no señala que se deslinda por estos hechos y asegura que "dará seguimiento puntual a la denuncia que se presente ante las autoridades competentes, para que la agresión no quede impune, y se reitera a las órdenes de las y los damnificados ante la solicitud de cualquier medida de seguridad".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.