• Regístrate
Estás leyendo: Florea Atitalaquia con festival
Comparte esta noticia

Florea Atitalaquia con festival

El Festival de las Flores recibió a aproximadamente 7 mil 500 personas
Publicidad
Publicidad

Los floricultores de Doxey, en Tlaxcoapan, registraron buenas ventas aunque este año enfrentaron un incremento en el precio de la semilla y una lluvia que afectó la producción de la especie conocida como nube. Jorge Luis Vargas Hernández, floricultor de Doxey e integrante del comité del festival de las flores de dicha localidad, señaló lo anterior. 

Consultado al respecto, indicó que la venta fue buena en este año y explicó que desde la semana pasada comenzó la venta de flores en las tierras de cultivo de Doxey. "Empezamos desde la semana pasada, un poquito antes del Festival de las Flores, celebrado el pasado sábado y domingo".

Detalló que la venta comenzó con los mayoristas, quienes acuden con antelación para llevar muestras y luego realizar sus pedidos o compras, "regularmente vienen de los estados circunvecinos".

El floricultor afirmó que normalmente las ventas comienzan el 25 de octubre y concluyen el día 2 de noviembre. Reconoció que aunque hubo buena venta, se registraron afectaciones por la lluvia, principalmente en sembradíos de la especie conocida coloquialmente como nube.

"La nube es una flor un poquito delicada, y le afecta el agua principalmente; y hubo lluvia el miércoles en la noche, pero aunque fue abundante no fue mucho lo que afectó".

Otra de las adversidades que enfrentaron fue el aumento en el precio de la semilla, pues indicó que se registró "aproximadamente un 20 por ciento de aumento en el precio”.

Vargas Hernández refirió que son el "cempasúchil, crisalea, nube, beso y manita de león, las flores que mayormente se venden".

Asimismo aprovechó para hacer un balance: "el Festival tuvo muy buenos resultados, hubo mucha gente, aproximadamente 7 mil 500 personas durante los dos días que duró”. Expresó que la afluencia fue similar a la edición 2017 del Festival.


VISITANTES

Asimismo aprovechó para hacer un balance: "el Festival tuvo muy buenos resultados, hubo mucha gente, aproximadamente 7 mil 500 personas durante los dos días que duró”. Expresó que la afluencia fue similar a la edición 2017 del Festival.

Los visitantes fueron principalmente habitantes de la zona de Tula, pero también vecinos de otros estados, quienes acuden a Doxey la última semana de octubre y la primera de noviembre, para adquirir sus flores.

"Por frescura de las flores venimos, pero sobre todo por la experiencia de venir a la milpa a ver cómo la cortan, a tomarnos fotos en los campos, a vivir la experiencia", dijo Dafne Velázquez, una mujer de 27 años, ama de casa, originaria de Atitalaquia.

Una mujer, ataviada con una blusa rosa y unos lentes, contempla junto con su familia cómo cortan las flores que adquirirá. Ella y su familia aprovechan para tomarse fotos ahí, dentro de la lluvia, en los surcos lodosos por la reciente lluvia.


Ramiro Valdés, de 48 años de edad, viene cada año desde la Ciudad de México a la vendimia de flores. Tiene familia en la zona y cada año, en noviembre, disfruta su visita a los campos de flor de temporada. 

Aunque desde hace años sigue este ritual, el taxista de profesión se dice fascinado de ver "campos llenos de flor de muerto, algo inusual y bello para nosotros, pues vivimos en una ciudad, donde estos paisajes no son comunes".


TRADICIÓN

Griselda López Tovar, una ama de casa de 55 años de edad, se dedica cada año a la siembra, cuidado, cosecha y venta de flor de muerto.

La mujer, quien es originaria de Atotonilco de Tula, llegó a Doxey hace décadas. Y desde hace 15 años se dedica la venta de flor en las tierras de cultivo situadas junto a la carretera Teocalco-Doxey, cerca del puente de Arco Norte.

Señaló que desde su percepción la venta de este año fue buena, un poco mayor al año pasado, aunque reconoció que hubo pérdidas. La floricultora expresó que para este año adquirió tres kilogramos de semilla de nube, y solo se "logró" un kilogramo de ese total.

Orgullosa señala que su padre, ya finado, les enseñó a trabajar honradamente en el campo y honrando esa herencia seguirá entregando su esfuerzo al campo, cultivando flores para honrar a quienes dejaron un legado.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.