• Regístrate
Estás leyendo: Desalojan a ‘El Mago de la Suerte’; ocupan nueva sede
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 17:28 Hoy

Desalojan a ‘El Mago de la Suerte’; ocupan nueva sede

Personajes como Raúl Rangel Frías y Luis Arcaraz, pasaron por este expendio que tenía más de medio siglo en la calle Morelos.
Publicidad
Publicidad

El expendio de Lotería Nacional El Mago de la Suerte que existe desde el año 1938, fue desalojado este día último del mes de julio.

Los hijos y nietos del fundador de este tradicional expendio, don Esteban Salazar se tuvieron que cambiar a un local en la calle Parás entre Padre Mier y Morelos.

“Los Maguitos” como se les conoce a los hijos de don Esteban, a quien apodaron El Mago de la Suerte, lamentaron mucho dejar esta sede de su negocio frente a Sanborns del centro.

Recuerdan que se inició este expendio a un ladito de la entrada principal a Sanborns del centro, con una tablita y en la vía pública.

Por ese expendio han pasado políticos, artistas de cine, teatro y televisión, así como empresarios y gobernadores como Raúl Rangel Frías y Eduardo Livas Villarreal.

Entre los artistas, destacan Luis Arcaraz, quien tuvo su restaurante bar “Cita con Arcaraz” en Morelos casi, casi, esquina con Zaragoza.

También, cuentan, Pedro Vargas cada vez que venía a Monterrey acudía a comprar lotería con don Esteban y su número preferido era el 7.

Los dueños del edificio que ocuparon por muchos años “Los Maguitos” de la suerte, solicitaron desde hace semanas que desalojaran el lugar y el lunes pasado les dieron un ultimátum que vencía el día 31 y finalmente lo desalojaron.

Se les permitió que durante unos días mantengan un anuncio avisando a su clientela sobre la nueva dirección del expendio más famoso de Monterrey, “El Mago de la Suerte”.

"El Mago de la Suerte" estará ubicado en Parás #857, entre Padre Mier y Morelos (Foto: Víctor Canales)

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.