• Regístrate
Estás leyendo: Verificentros de CdMx, listos para nuevas pruebas "anticorrupción"
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 01:55 Hoy

Verificentros de CdMx, listos para nuevas pruebas "anticorrupción"

El jefe de Gobierno dijo que el nuevo programa de verificación vehícular, vigente a partir del 1 de julio, incluye videovigilancia y un software de medición de contaminantes, que incluso es propiedad de la ciudad.
1 / 4
Publicidad
Publicidad

El jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, aseguró que habrá cero corrupción en los verificentros de la Ciudad de México, con los programas técnicos de video vigilancia y seguimiento de los procesos implementados en el proceso de verificación vehicular, que reiniciará este 1 de julio.

TE RECOMENDAMOS: Verificación vehicular en CdMx regresará el 1 de julio

Amieva recorrió el Centro de Verificación Vehicular ubicado en la Calzada México Tacuba, colonia Huichapan, delegación Miguel Hidalgo, para supervisar el proceso de instalación de las nuevas medidas anti corrupción del programa de medición de contaminantes.

Durante el recorrido explicó que se aplicará el programa de usuario simulado, para detectar actos de corrupción, y el cual consiste en que persona de la Contraloría y de la Procuraduría llevan vehículos para detectar irregularidades.

“Nos convertimos en la primera entidad en ser la más eficiente y la más transparente en el trámite de verificación vehicular“, comentó el mandatario local.

Destacó que con el nuevo programa se busca cumplir con las normas de emisión de contaminantes de vehículos de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, vigentes en Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Morelos, Tlaxcala e Hidalgo.

“Lo que estamos haciendo es algo que se comparte a nivel de la Megalópolis, ya que somos seis entidades las que debemos de cumplir con las normas de verificación de la emisión de gases de los vehículos al medio ambiente”, dijo.

“La diferencia que nosotros tenemos en este nuevo sistema de verificación, es cómo se realizan las pruebas y cómo se da certeza de los resultados y ésta es que el holograma que se emite es el que corresponde a la emisión de cada vehículo que se presenta“, indicó Amieva.

Resaltó que el gobierno capitalino cuenta con un software de medición de contaminantes único, que incluso es de su propiedad.


“Lo que tenemos en la Ciudad de México es un sistema de cámaras, que desde que ingresa el vehículo hasta que abandona el verificentro es perfectamente es monitoreado, para que no se cambie el vehículo, que era algo susceptible de sospecha”, afirmó.

“Tenemos un software único que nos permite monitorear en tiempo real el proceso de verificación y que es propiedad del gobierno de la ciudad“, añadió.

Agregó que el programa de monitoreo del sistema OBD 2 está conectado a la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), donde se guardarán los registros ante cualquier irregularidad, para poder realizar una intervención si lo decide.

También, al estar cubiertas todas las instalaciones de gases, alguien podía tener alguna conexión y alterar los resultados, pero ahora las instalaciones estarán a la vista en de los usuarios.

TE RECOMENDAMOS: Autos de la CdMx verificarán hasta julio de 2018

Detalló que como parte del reinicio del proceso de verificación, suspendido por seis meses a partir de enero pasado, se realizarán recomendaciones a los dueños de los automóviles en caso de que se detecten fallas mecánicas, sin condicionar la entrega del holograma de verificación.

Finalmente, el jefe de Gobierno recomendó a los automovilistas no dejarse sorprender por los negocios de pre verificación, porque no existe un sistema que garantice que con ese proceso se otorgará el holograma del trámite.

Pidió que estén al tanto de las condiciones de sus unidades y que el mantenimiento no falle, para poder ser sujeto a obtener el engomado.

FLC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.