• Regístrate
Estás leyendo: Alertan sobre riesgos de salud ante ola de calor
Comparte esta noticia

Alertan sobre riesgos de salud ante ola de calor

SSJ e IMSS difunden medidas de prevención.
Publicidad
Publicidad

Ante la ola de calor que ha azotado a gran parte del país y de la entidad jalisciense en los últimos días, las instituciones del sector salud alertan a la población a extremar los cuidados para evitar algún daño con motivo de las altas temperaturas.

Las enfermedades gastrointestinales, la deshidratación, la insolación y quemaduras solares, así como el llamado golpe de calor, se encuentran entre los padecimientos típicamente asociados a la época, destacó el titular de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Alfonso Petersen Farah.

“Tenemos un registro de incremento de consultas importante relacionado con enfermedades gastrointestinales”, dijo el secretario, tras señalar que estos trastornos se originan por la rápida descomposición de los alimentos por las altas temperaturas y que aunados a la deshidratación por diarreas y el calor, son de alto riesgo y pueden ocasionar daños a la salud de las personas.

A pregunta expresa, Petersen Farah respondió que no se han registrado muertes a consecuencia de las altas temperaturas.

Por separado, médicos del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, exhortaron a la población a extremar precauciones por golpe de calor o shock térmico, que se define como un aumento en la temperatura corporal, a partir de los 40 grados, que afecta de manera súbita las funciones vitales, ocasionando un estado de deshidratación con pérdida de agua y electrolitos que puede poner en peligro la vida, especialmente en lactantes y menores de cuatro años.

Es por ello que se debe alejar a bebés y niños menores de cuatro años del ambiente caluroso y evitar que permanezcan por tiempo prolongado en vehículos, transporte público, lugares cerrados y con poca ventilación, apuntó el coordinador de Programas Médicos de la División de Medicina Familiar del IMSS, Arturo Díaz Hernández.

Explicó que en los niños pequeños se incrementa la temperatura corporal de tres a cinco veces más rápido que un adulto, por lo cual son más vulnerables a presentar un shock térmico.

Los síntomas del golpe de calor son incremento de temperatura corporal, sed, resequedad en mucosas, boca, mareos, náuseas, aumento en la frecuencia respiratoria y cardiaca, palpitaciones y alteraciones de la conciencia, confusión, somnolencia y desmayos, por lo que debe acudirse de inmediato al área de Urgencias de su Unidad de Medicina Familiar para ser atendido y evitar complicaciones como daño cerebral, hepático e insuficiencia renal.

ANTE EL CALOR

Mantener una buena hidratación: beber suficiente agua natural y evitar refrescos y bebidas alcohólicas.

No se debe esperar a que los niños pidan agua, pues cuando lo hacen es porque se está iniciando un estado de deshidratación leve.

Beber suero oral.

Alejar a niños y adultos mayores de los ambientes calurosos.

Evitar exponerse al sol entre las 10:00 y las 15:00 horas.

Utilizar bloqueador diariamente y barreras físicas como sombrillas.

Usar ropa ligera.

Lavarse las manos frecuentemente.

Mantener la higiene en la preparación de alimentos.

Conservar alimentos en refrigeración.

Ventilar el automóvil antes de subirse.

No dejar niños, adultos mayores ni mascotas esperando en el auto. Ni siquiera con las ventanas abiertas y/o por corto tiempo.

Fuente: Secretaría de Salud/IMSS Jalisco

GPE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.