“En algunos gobiernos” hay cómplices de secuestradores: Renato Sales Heredia

“Soy de izquierda, pero el PRI ha cambiado; me la juego con Osorio Chong; daré resultados a la brevedad...” afirma el Coordinador Nacional Antisecuestro.
Renato Sales Heredia, Coordinador Nacional Antisecuestro.
Renato Sales Heredia, Coordinador Nacional Antisecuestro. (Especial)

México

Es fiscal Antisecuestro. Tiene tablas. Su prestigio le viene de lejos y de la mano de la sociedad civil. Ahora, nuevamente, se pondrá en juego:

¿Así que le gusta el ajedrez?

Me gusta mucho, es un juego de estrategia.

¿Blancas o negras?

Blancas, preferentemente.

¿Contener o atacar?

Atacar… y contener. ¡Y quien ataca contiene!

¿O sea, más impulsivo que reflexivo?

No, reflexión e impulso.

Igual dicen que le gusta la poesía.

Así es.

¿Y que toca el piano?

No soy un pianista profesional, pero soy un aficionado.

¿Y todo lo anterior lo hace más humano?

Bueno, la frase de Terencio: “Nada de lo que es humano me es ajeno”.

¿Además, con estudios de filosofía?

Sí, así es.

¿Nada más falta que quiera ser Presidente?

No, hoy queremos ser coordinador nacional Antisecuestro.

Seamos serios, ¿sabe dónde se ha metido?

Yo digo: ¡dónde nos hemos metido todos!

Todos los días cuatro personas secuestradas…

¡Hasta más!

Seis de cada cien secuestrados son asesinados…

Se trata de evitarlo, la prioridad es liberar con vida a la víctima…

¿Mucho dinero?

Más voluntad que dinero.

¿Mucho dolor?

Mucho, el delito más doloroso, el más lacerante para la dignidad de la víctima.

¿Mucha miseria?

Sí. Mucho dolor, mucha miseria.

Sigamos serios, ¿hay capacidad para atacarlos?

Hay capacidad, pero hay que articular los esfuerzos y recuperar la fuerza de la sociedad civil.

¿Con cuántos expertos cuenta?

Por lo pronto con 70 personas.

Setenta para cuatro secuestros diarios…

Pero contamos con las unidades especializadas en cada entidad federativa…

¿En verdad se quiere combatir al crimen?

En verdad se quiere combatirlo.

¿No ha podido más la corrupción que la voluntad?

Tiene que poder más la voluntad... la corrupción es un delito también.

Repito, ¿se siente preparado?

Sí.

¿Lo quería?

Siempre he querido este tipo de trabajos.

¿Lo buscó?

No, no lo busqué.

¿De qué lo convencieron?

La suma de esfuerzos de la sociedad civil con el gobierno es lo que me convence.

¿Podrá moverse con libertad?

Sí, está todo el apoyo del gobierno.

¿A todos los niveles?

A todos los niveles.

¿Sabe usted lo que ha pasado con las comisiones en este país?

Sí, pero esto es una coordinación, se maneja horizontalmente.

¿Pidió pase directo con Peña?

Creo que lo tenemos.

¿Le ha escuchado?

Sí, he platicado con el secretario de Gobernación con mucha claridad.

Por cierto, ¿cuándo sabemos que un país está secuestrado?

Los países no están secuestrados…

¿Cuándo se puede distinguir si un funcionario está secuestrado?

Cuando funcionan… Están secuestrados cuando no funcionan.

¿Aquí lo están?

Nosotros somos servidores públicos, no funcionarios...

¿Así que le gusta el ajedrez?

Sí.

¿Buen negociador?

Bueno, en el ajedrez rigen las reglas estrictas.

¿Y para negociar hay que ofrecer más de lo que se puede cumplir?

Nunca hay que ofrecer más de lo que se puede cumplir.

¿Cómo se le gana a un secuestrador?

Se le gana investigando, capturándolo y sancionándolo correctamente.

¿Por qué flanco hay que atacarlos?

Inteligencia y fuerza, los dos.

¿Hay que mentirles?

No hay necesidad. Las técnicas de investigación actuales son suficientes para capturar a esta gente.

¿Cuándo se agota la negociación?

Hay que negociar siempre salvaguardando la vida.

¿Un secuestrado es una víctima?

Por supuesto que es una víctima.

¿Lo tienen claro?

Absolutamente. Y no solamente el secuestrado, los familiares.

¿Usted lo sabe?

Lo sabemos.

¿Y la ley lo protege?

Los protege, la Ley General de Víctimas en todo el país.

¿Ya habló con Nelson Vargas?

Ya concretamos una cita.

Por cierto, ¿le tocará resolver el secuestro de El Jefe Diego?

Nosotros estamos en la mejor disposición de revisar y apoyar.

¿Alguna pista?

No tengo conocimiento de ese asunto.

¿Se quedará impune?

No debe. Hay que combatir frontalmente a la impunidad.

El juego de ajedrez…

¡Hasta el jaque mate!

A propósito, ¿siente el apoyo de Osorio Chong?

Mucho.

¿Ya prevé el siguiente movimiento?

Sí, por supuesto.

Pregunto: ¿Osorio es el rey?

En el tablero de ajedrez, el Presidente es el rey… y la sociedad civil es la dama.

¿Qué posición juega Videgaray?

Diría que es un alfil.

Entonces, ¿Osorio se la juega con usted?

Yo me la juego con Osorio.

¿No lo estarán sacrificando?

Aunque uno pudiera ser un peón en el tablero, no siento que me estén sacrificando.

¿No sacrifica su credibilidad?

No. Creo que si jugamos bien esta partida, no solamente no se sacrifica.

¿Qué lo haría renunciar?

Que no existiera realmente el apoyo de quienes deben apoyarnos.

¿Quiénes?

Todas las instancias representadas en la coordinación.

¿Ser claro es una buena táctica?

Sí, pero a veces también hay que disimular las jugadas.

¿A un año de gobierno y apenas están analizando?

No, hay un análisis previo a la coordinación.

Bien dicen que los criminales siempre llevan la delantera.

Se trata de frenarlos, de calcular precisamente lo que piensan hacer.

¿Y eso es el ajedrez?

Y eso también es el ajedrez.

¿Si se encontrara cómplices en el gobierno, los denunciaría?

¡Por supuesto!

¿Y los hay?

Si los hay, los vamos a denunciar.

¿Qué le dice su instinto?

Que sí los hay… en algunos gobiernos.

¿Algún intercambio deliberado?

No.

¿Qué le parece su prestigio por dinero?

No, no… ¡de ninguna manera!

¿Y sirve de algo el prestigio en este país?

No sé si sirva, pero los prestigios se construyen no pensando en los prestigios.

¿En algo deberá jugar sucio?

No tratamos de jugar sucio.

Por cierto, ¿qué no era usted de izquierda?

Sigo siendo, porque la persona de izquierda es una que cree que puede cambiar las cosas…

¿Y se pueden cambiar las cosas participando en un gobierno del PRI?

¡Por supuesto que sí!

¿Puede cambiar el PRI?

El PRI ha cambiado.

¿No lo habrán secuestrado?

No.

¿Seguro que no lo han extorsionado?

De ninguna manera, al contrario.

¿A qué le teme?

A que no demos resultados.

¿Firme?

¡Absolutamente!

¿Cómo su pesquisas e indagatorias?

Como muchas.

Por cierto, ¿ha escuchado hablar del grupo Atlacomulco?

Sí.

¿Buenos para el ajedrez?

Creo que sí.

¿Y del grupo Hidalgo?

También.

¿El país es un semillero de mafiosos?

No, no es Sicilia.

¿Los mexicanos somos criminales casi por naturaleza?

Tampoco.

¿Nos conoce?

Creo que sí. He vivido en muchos estados de la República.

¿Usted se conoce?

Trato de conocerme.

¿Ha pensado en el suicidio?

Investigándolo.

¿Qué lo llevaría a suicidarse?

No, no creo que proceda.

¿Tendría la dignidad para hacerlo?

Creo que sí.

¿Cómo Ochoa?

Sí, creo que ella cometió suicidio.

¿Insiste en suicidio?

Sí, está soportado por pruebas y el derecho penal no es plebiscitario. Son las pruebas las que mandan.

¿Usted es diestro?

Soy diestro.

¿Nada siniestro?

No, soy zurdo.

¿Puede un diestro disparar a siniestro?

¿Puede uno cortarse las uñas de la mano derecha con la mano izquierda?

¿Es pregunta?

Sí. Hay muchas cosas que se pueden hacer con la mano izquierda sin ser zurdo.

¿Incluso dispararse?

Incluso disparar dos veces: una en la pierna, otra en la cabeza.

¿Seguimos en ajedrez?

Sí.

¿Pieza tirada, pieza jugada?

Así es... y si uno advierte un error en el tablero de dimensiones fatales, a veces hay que rendirse.

¿El abandono de las unidades de antisecuestro es la medida del interés de los gobiernos?

Así es... y la supervisión de esas unidades desde el gobierno federal es la medida del interés del gobierno de la República.

¿Qué gobernadores no quieren combatir?

No vamos a dar nombres en este momento.

¿A qué le temen?

Yo estoy seguro de que van a querer a partir de ahora.

¿Le harán caso?

Sí.

¿Se podrá combatir?

Porque se puede combatir es porque estamos aquí.

¿En verdad quieren combatir el crimen?

En verdad.

¿Cómo lo sabe?

Se ven muestras palpables, en Michoacán por ejemplo.

¿Sigue jugando al ajedrez?

Sí… cuando puedo.

Nos vamos, ¿cuándo tendremos resultados?

A la brevedad posible.

¿Eso se mide en tiempo?

¡A la brevedad posible!