Comparecerá fiscal si gobernador lo autoriza

Ernesto Santos asegura que ya entregó la información requerida por los diputados y está dispuesto a responder cualquier cuestionamiento que tengan.
Ernesto Canales Santos, subprocurador anticorrupción.
Ernesto Canales Santos, subprocurador anticorrupción. (Foto: Archivo)

Monterrey

Luego de que nuevamente fue citado por el Congreso del Estado para comparecer con respecto al caso del 'cobijagate'c y no acudió, el titular de la Fiscalía Anticorrupción, Ernesto Canales Santos, declaró que está dispuesto a ir ante los legisladores, pero si el gobernador Jaime Rodríguez Calderón lo autoriza.

El funcionario estatal precisó que aún así él ya les entregó la información que le fue solicitada por los diputados y aseguró que la labor de la Fiscalía Anticorrupción en este caso se hizo de manera adecuada.

"Los escucharé con todo gusto, yo estoy dispuesto a presentar cualquier información que me soliciten, por supuesto (que la investigación se hizo bien y a fondo), ya me pidieron información, ya se las proveí y no han vuelto a solicitar datos adicionales, pero estoy dispuesto a contestar cualquier duda que tengan".

¿Comparecería?

"Si el gobernador me autoriza, no es asunto mío. De parte de la fiscalía dimos los informes que nos solicitaron y estamos dispuestos a contestar cualquier pregunta adicional que tengan sobre los informes que ya les presentamos", explicó.

La versión del Fiscal Anticorrupción surge luego de que fuera citado desde hace unos días por el Congreso del Estado para abundar sobre la investigación que realizó en relación a la presunta corrupción ejercida por el ex funcionario estatal, Rogelio Benavides Pintos, en la compra de miles de cobijas en el invierno pasado.

La compra se habría hecho a un costo más alto del valor en el mercado y por esa causa Benavides salió del equipo del Gobierno Estatal.

A pesar del citatorio para la comparecencia, Canales no acudió y expresó que el caso de la compra de cobijas se resolvió mediante un acuerdo donde la empresa a la que le compraron las cobijas reparó el daño de una manera mayor al generado.

"El caso de las cobijas se resolvió con un acuerdo con la empresa donde resarció más que el daño sufrido por el Estado, que esto demuestra la capacidad de la Fiscalía de poder llegar a acuerdos que beneficien al erario público", dijo.