De cómo el PAN logró la anulación de la elección en Colima

Tras poco más de tres meses de que se conocieran los resultados de los comicios en Colima, se logró anular la elección en la que Joge Luis Preciado quedó 503 votos abajo de su contrincante priista.
El panista Jorge Luis Preciado e Ignacio Peralta, del PRI.
El panista Jorge Luis Preciado e Ignacio Peralta, del PRI. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Dos días después de las elecciones para la gubernatura de Colima, el entonces presidente del PAN, Gustavo Madero, anunció que su partido exigiría el conteo voto por voto para defender el triunfo de Jorge Luis Preciado.

“(El PAN) no permitirá que se consume un fraude en Colima ni el robo de la voluntad de los colimenses”, dijo Madero en ese entonces.

Las cifras del recuento total de votos en el estado dejaban a Preciado debajo del priista Ignacio Peralta por 503 votos, el PAN  se dijo convencido de la irregularidad, tanto en la cifra como en el proceso, por lo que anunció que se impugnaría la elección.

El 18 de junio el PAN pidió formalmente al Tribunal Electoral del Estado de Colima la anulación de los comicios.

En total se presentaron 486 pruebas de actos ilícitos en la elección, como el uso de boletas falsas, el sufragio de personas fallecidas, el rebase de topes de campaña por parte de Peralta y grabaciones en las que el secretario de Desarrollo Social estatal, Rigoberto Salazar, intervenía a nombre del gobernador a favor del candidato priista.

El equipo de Peralta alegó falsificación de documentos y fabricación de pruebas por parte de Preciado.

Tras desechar todas las pruebas presentadas por el PAN, los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Colima confirmaron por unanimidad el triunfo de Peralta el 7 de agosto; según el magistrado Roberto Rubio Torres, el PAN fabricó pruebas para tratar de demeritar el resultado del proceso electoral.

El 9 de agosto,  Preciado anunció que recurriría a la Sala Superior del TEPJF, luego de que el Tribunal local declarara infundadas sus  quejas para invalidar la elección.

Ayer, el PAN solicitó a la Sala Superior del TEPJF la anulación de la elección alegando la expresa prohibición de la intervención directa del gobierno estatal en el proceso electoral, y  señaló lo referente al audio en el que el secretario de Desarrollo Social lo hace por instrucciones del gobernador Mario Anguiano.

El Tribunal argumentaría que no contaba con las pruebas suficientes para determinar que la voz en el audio era efectivamente del secretario de Desarrollo Social estatal, pero el PAN envío su última prueba: la confesión en una comparecencia ante el Congreso de Colima del secretario en cuestión, afirmando que efectivamente esa era su voz.

Hoy, el magistrado Manuel González Oropeza presentó un proyecto en el que proponía la anulación de los resultados electorales de Colima, ello debido a la última prueba aportada por el PAN.

El TEPJF determinó que además de Rigoberto Salazar, el procurador estatal también había actuado a favor del PRI en la pasada elección y que ambas conductas pudieron alterar la imparcialidad de la elección y con ello influir en el resultado.

Esta tarde, cuatro magistrados del TEPJF votaron a favor de la anulación de la elección y dos votaron en contra.|