Exigen diputados fondo de 5 mil mdp por derrame en Sonora

La comisión en San Lázaro encargada de investigar el derrame de sustancias tóxicas en los ríos de Sonora concluyó que la minera actuó de forma "inescrupulosa, irresponsable e indolente".
El río Sonora tardará varios años en limpiarse.
El río Sonora tardará varios años en limpiarse. (Felipe Larios)

Ciudad de México

La comisión de diputados encargada de investigar el derrame de sustancias tóxicas en los ríos Sonora y Bacanuchi concluyó que la minera Buenavista del Cobre actuó de forma "inescrupulosa, irresponsable e indolente", por lo que exigió la creación de un fondo compensatorio de 5 mil millones de pesos con cargo al Grupo México para la reactivación económica y social de la región afectada.

En su primer informe de trabajo entregado a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, los legisladores integrantes de la comisión especial demandaron asimismo la suspensión inmediata de las actividades de la minera en Cananea, además de advertir que seguirá adelante con la recopilación de informes oficiales para, en su caso, pedir la cancelación definitiva de la concesión.

La Comisión Especial de Seguimiento a la Problemática del Derrame de Sustancias Contaminantes a los Ríos Sonora y Bacanuchi pidió a las autoridades federales imponer "una sanción ejemplar penal, civil y administrativa contra la empresa minera Grupo México y los mandos directivos responsables".

Entre sus conclusiones, el grupo de trabajo advirtió que la empresa "se condujo con falsedad" desde un primer momento, pues aun a sabiendas del derrame, se abstuvo de dar aviso oportunamente a la autoridad, lo cual agravó la contaminación de las aguas.

Los legisladores detallaron en su informe que el volumen de las sustancias vertidas a los ríos, arroyos y cuerpos de agua afectados fue equivalente a 40 mil metros cúbicos, es decir, unas 4 mil pipas.

"Los contaminantes encontrados, entre otros, fueron cobre, arsénico, aluminio, cadmio, cromo, fierro, manganeso y plomo, cuyos niveles están fuera de las normas ecológicas y de salud", puntualiza el documento.

En dicho contexto, la comisión especial sostuvo que Grupo México es estrictamente responsable y debe en consecuencia pagar los daños ambientales, económicos, agropecuarios y al manto acuífero, así como las afectaciones a la salud y los daños sociales en materia comercio, empleo y servicios públicos, entre otros.

Advirtió igualmente que ni el estado de Sonora, ni sus habitantes se han beneficiado de la explotación de los recursos naturales por parte de Grupo México y su filial Buenavista del Cobre, "que lejos de actuar como una empresa responsable, respetuosa del medio ambiente y solidaria con la población, ha puesto en riesgo la vida humana, el entorno ambiental y el desarrollo económico de la región".