Continúa invasión de comerciantes en Colegio Civil

Aunque ya pasaron las ventas navideñas, los propietarios de comercios siguen ofertando su mercancía en plena calle del centro de Monterrey.
Son los mismos comerciantes establecidos quienes sacaron la mercancía a las calles.
Son los mismos comerciantes establecidos quienes sacaron la mercancía a las calles. (Foto: Ricardo Alanís)

Monterrey

Ya pasaron las ventas navideñas, ya fue denunciado en este medio de comunicación, sin embargo, la invasión de la calle Colegio Civil por parte de comerciantes establecidos continúa.

Mediante un recorrido por la zona se observó que la Dirección de Comercio de Monterrey permite aún que los vendedores de esta arteria vial la hayan convertido por su propia iniciativa en otra "Morelos".

"Eso ni se pregunta, claro que hay un arreglo, un arreglote, porque como se explica entonces que otra vez Colegio Civil se haya llenado, ya no de puesteros, sino de los mismos que tienen locales, si ellos rentan o son dueños de los locales, nada tienen que hacer invadiendo, es una mala costumbre que tenemos en esta ciudad y que nadie entiende que no es correcto.

"En fin, no tiene caso ni hablar, porque al cabo no se va a arreglar nada, a las autoridades les entra por un oído y les sale por el otro, primero era la muchacha ésta del PAN, ahora es el alcalde del PRI, el caso que es lo mismo, no les interesa arreglar las cosas", dijo Erasmo García, quien realizaba compras en el centro de la ciudad.

MILENIO publicó que mientras que hace dos administraciones municipales, la calle Colegio Civil fue abierta a la circulación tras al retiro de cientos de puesteros que permanecieron ahí desde la década de los años ochenta, ahora esta arteria vial luce semiobstruida, pero por comerciantes establecidos de ese lugar que sacaron su mercancía a vender en plena vía pública.

Los comerciantes que tienen local en Colegio Civil, de Allende a Juan Ignacio Ramón, y de Juan Ignacio Ramón a 5 de Mayo, sacan su mercancía a vender en la calle y con ello reducen considerablemente los espacios para que circulen autos, mientras que estacionarse de plano no se puede.

Para los automovilistas representa un problema mayor, ya que simplemente circular por Colegio Civil es casi imposible.

Hay quienes tienen que rodear para circular hacia el norte, ya que en esa zona y por esa vía prácticamente no se puede, o el tránsito es demasiado lento.

"No se puede, yo trabajo en un despacho de abogados allá por Colegio Civil, y por aquí estaba muy fácil, cuando quitaron a los puesteros estaba la calle normal, y por aquí pasábamos, pero pasaron cuatro, cinco meses y se llenó de nuevo, pero ahora por parte de los establecidos.

"Ni yo ni mis compañeros pasamos ya por ahí, para empezar vas muy lento, si es que pasas, y además, aquí los patos le tiran a las escopetas, porque los propios vendedores y la gente te empiezan a insultar porque vas en tu carro, como si la zona fuera peatonal, y uno se pregunta dónde estará la autoridad", dijo el automovilista Mariano Nieves, empleado de un despacho de abogados en el centro.