Comenzó la 'guerra sucia': Rescatemos Nuevo León

La organización consideró penoso el hecho de que el Estado no separe sus funciones constitucionales de las ambiciones electorales.

Monterrey

La guerra sucia rumbo a las elecciones del próximo 7 de junio ya comenzó, indicó el presidente de Rescatemos Nuevo León, Roberto Gallardo Galindo.

Entrevistado sobre el enfrentamiento de declaraciones entre el gobierno del Estado y la alcaldesa con licencia, Margarita Arellanes Cervantes, respecto al tema del ex escolta acusado de secuestro, el líder de la organización civil señaló que el aparato estatal ha sido faccioso en el tema.

Aunque destacó que la información da muestras de falta de atención de Margarita Arellanes a su equipo de seguridad, por otra parte advierte que no se disimula que el aparato de Gobierno Estatal está involucrado en tumbar a la alcaldesa con licencia.

"Por un lado, Margarita Arellanes dando muestras de su falta de atención a detalle, donde ni siquiera a su propia persona pudo mantener alejada de elementos relacionados con el crimen organizado, menos aún lo va hacer para el pueblo de Nuevo León.

"Por otro lado, en el aparato estatal, que de plano no le disimula en el uso faccioso de las instituciones para fines electorales. En este caso, la gran cercanía que hay entre el procurador e Ivonne se hace evidente cuando el procurador saca esta información de manera totalmente oportuna para lastimar a la precandidata que según ellos es la que más compite", apuntó.

Según Gallardo Galindo, no es casualidad que el Gobierno del Estado haya sacado dicha información en estos días para apuntar hacia Arellanes.

"Nos parece que probablemente la tenían desde antes y es sumamente penoso que le den este uso faccioso a las instituciones, razón de más para que ni PRI ni PAN continúen al mando de las instituciones de Nuevo León", dijo.

Parte de las declaraciones por el caso, comentó, ya se esperaban. Gallardo Galindo indicó que, desde hace varias semanas, el ex contrincante de Margarita Arellanes a la alcaldía regia, Felipe Enríquez, ya preparaba una serie de información para dañar a la edil con licencia.

"Esto que pasó ahorita, es lo que advirtió Felipe Enríquez, es decir, tenemos la confesión de un priista que indicó que ellos tenían suficiente para hacer pedazos a Margarita y echarla por la borda", declaró.

Respecto al tema, calificó de penoso que las autoridades estatales se involucren y no puedan separar sus funciones constitucionales con los deseos y ambiciones electorales.

"Es obviamente un caso de guerra sucia, estamos hablando de una elección de Estado (...), PRI o PAN no son garantía de nada más que de corrupción y estimamos que mientras más gente le dé la espalda a estos partidos renales, mejor le va a ir a nuestro estado a partir de 2015", señaló.