Solidaridad, Oportunidades y Prospera no disminuyeron la pobreza

La inversión millonaria en los programas contra la pobreza en los gobiernos de Gortari, Zedillo, Fox, Calderón y ahora Enrique Peña Nieto no han logrado disminuciones en los niveles de pobreza.

Ciudad de México

Los programas contra la pobreza que el gobierno federal ha impulsado desde la administración de Carlos Salinas de Gortari han sido insuficientes para reducir los niveles de pobreza en el país a pesar de los recursos millonarios que se han invertido.

Desde 1990 hasta 2015 el gobierno ha destinado en total 824 mil 996.96 millones de pesos a los programas Solidaridad, Progresa, Oportunidades y Prospera, sin que los niveles de pobreza en México hayan tenido una disminución importante. Solo al final del sexenio de Vicente Fox hubo una notable disminución en el porcentaje de personas en pobreza, pero esto regresó a los niveles de los 90 con la crisis de 2008 y 2009 y se ha mantenido así.

Esos recursos invertidos equivalen a casi tres veces el presupuesto en educación que este año destinó el gobierno, equivalente a 305 mil 057 millones 143 mil 549 pesos.

La semana pasada el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó que el número de personas en situación de pobreza pasó de 53.3 millones que había en 2012 a 55.3 millones en 2014.

En el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, cuando la pobreza afectaba a 47 millones de personas (41.2% de los mexicanos), se invirtieron 52 mil millones de nuevos pesos en el programa Solidaridad.

En el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León, que concluyó con 52.7 millones de personas en pobreza (el 43.7% de los mexicanos) se dobló la inversión a 104 mil 828.8 millones de pesos los que se invirtieron primero a Solidaridad, luego transformado en Progresa.

En las administraciones panistas, cuando el programa cambió de nombre a Oportunidades se siguió aumentando el presupuesto a estos programas.

En la administración de Vicente Fox Quesada se invirtieron 150 mil 456.4 millones de pesos, 45 mil 627.6 millones de pesos más que Zedillo, terminando con 44.7 millones de personas en pobreza (35.6% de los mexicanos), disminución equivalente al 8.1 por ciento de los pobres que había en el 2000.

Mientras que en la administración de Felipe Calderón Hinojosa, el presidente que más ha destinado a estos programas, se doblaron los recursos a 308 mil 209.4 millones de pesos, pero su sexenio terminó con 53.3 millones de personas en pobreza (45.5% de los mexicanos), 9.9 por ciento más pobres que los que dejó Fox.

En el programa Oportunidades la administración de Enrique Peña Nieto invirtió en 2013 y 2014, 135 mil 340.8 millones de pesos y en el primer año de Prospera (2015) presupuestó 74 mil 161.56 millones de pesos, por lo que en la primera mitad de su administración se habrán destinado 209 mil 502.36 millones de pesos a estos programas. Al menos hasta 2014 los números de mexicanos en pobreza seguían aumentando, como lo reportó el Coneval.

El presidente Peña Nieto admitió el lunes que "es evidente que la política social no ha sido suficiente", aclaró que sí ha servido para "contener el incremento de la pobreza, para evitar que esta creciera", pero comentó que "tenemos que focalizar mayores esfuerzos para reducir los niveles".

En un comunicado y en entrevista con Notimex, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, aclaró la semana pasada que, si bien la cifra del Coneval es correcta, se refiere a 2014 y no a la actualidad (2015) y destacó que el Coneval también reveló que en el caso de la pobreza extrema sí hubo una disminución entre 2012 y 2014, de 11.5 a 11.4 millones de personas.

El total del gasto federal contra la pobreza (1994-2014)

Además de los programas Progresa, Oportunidades y Prospera, el gobierno federal destina recursos contra la pobreza a través de otros programas, apoyos y subsidios.

En la administración de Zedillo, por ejemplo, los recursos destinados a otros programas alcanzaron 110 mil 730.7 millones de pesos, recursos similares a los 104 mil 828.8 que destinó solo en Solidaridad, después Progresa.

En el sexenio de Fox se destinaron 150 mil 456.4 millones de pesos para Oportunidades y 532 mil 438.4 millones de pesos a otros programas contra la pobreza, es decir, 28.25 por ciento más a otros programas ajenos a Oportunidades.

Felipe Calderón destinó 1 billón 153 mil 852.6 millones de pesos a otros programas adicionales a Oportunidades contra la pobreza, es decir 26 por ciento más en el resto de programas que los 308 mil 209.4 millones invertidos en Oportunidades.

En el gobierno de Peña se han invertido 612 mil 183.4 millones de pesos en programas distintos a Oportunidades y Prospera en 2013 y 2014, cifra 22.10 por ciento superior a los 135 mil 340.8 millones de pesos invertidos en Oportunidades en 2013 y 2014.

Los gobiernos de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto (2013 y 2014) destinaron 3 billones 108 mil 40.5 millones de pesos entre 1994 y 2014 en todos sus programas sociales contra la pobreza, de acuerdo con los montos reportados en el sexto informe de gobierno de Zedillo y en el segundo informe de gobierno de Peña Nieto.

¿Qué porcentaje del PIB* se ha invertido de Solidaridad a Prospera?

La inversión total en la administración de Zedillo para Solidaridad, luego Progresa, (104 mil 828.8 millones de pesos) significó .18 por ciento del PIB* de su sexenio (55 billones 190 mil millones de pesos).

Fox invirtió en Oportunidades (150 mil 456.4 millones de pesos) que significaron el .23 por ciento del PIB* de su sexenio (64 billones 561 mil millones de pesos).

En la administración de Calderón la inversión total en el programa Oportunidades (308 mil 209.4 millones de pesos) significó el .41 por ciento del PIB* total de su sexenio (74 billones 360 mil millones de pesos).

En los primeros dos años del gobierno de Peña los 135 mil 340.8 millones de pesos invertidos en 2013 y 21014 al programa Oportunidades significaron el .49 por ciento del PIB* en esos años (27 billones 227 mil millones de pesos).

*Los cálculos de porcentajes del PIB son aproximados y no se incluye la administración de Carlos Salinas por el cambio de viejos a nuevos pesos.