No hubo daño a la hacienda por “cobijagate”: tesorero

Carlos Garza Ibarra mencionó que no se tuvo evidencia de un sobreprecio y mencionó que no hubo un daño patrimonial.
El funcionario dijo que se emitieron multas de 273 mil pesos para el ex subsecretario de Administración y para el director de Adquisiciones.
El funcionario dijo que se emitieron multas de 273 mil pesos para el ex subsecretario de Administración y para el director de Adquisiciones. (Jorge López)

Monterrey

El secretario de Finanzas y tesorero general del Estado, Carlos Garza Ibarra, reiteró que en el caso del "cobijagate" no hubo un daño a la hacienda pública y afirmó que la sanción ya fue notificada a los involucrados.

En respuesta a una pregunta del diputado del PRI, Eugenio Montiel Amoroso, sobre la sanción en la compra polémica de 200 cobertores al triple de su valor, Garza Ibarra expuso que se emitieron multas de 273 mil pesos para el ex subsecretario de Administración, Rogelio Benavides Pintos, y otra igual a Gonzalo Padilla Orozco, director de Adquisiciones.

Montiel con fuerte tono manifestó que era una "prueba de ácido" y la Secretaría de Finanzas no la pasó, al considerar que sólo es la "punta del iceberg" de casos de corrupción.

"No hay daño a la hacienda porque hay que reconocer que la auditoría se hizo sobre un muestreo y en ese muestreo no se desprende propiamente un daño, también diría que no hay propiamente un error en la sanción, nosotros siempre hemos mantenido que esta es la sanción que correspondía, es más bien un tema de comunicado que se emitió", manifestó el secretario de Finanzas.

Garza Ibarra dejó entrever que el posible error en la sanción fue de interpretación de algún medio de comunicación.

Montiel expuso que la confusión surgió de la Tesorería y se dijo que era un error del cálculo de la sanción, por su parte, Carlos Garza, secretario de Finanzas, dijo que esta multa ya se ha notificado a un funcionario y a otro ex servidor público.

El legislador insistió en que se comprobó que hubo un sobreprecio del triple y manifestó que "tanto peca el que mata la vaca, como el que le detiene la pata".

Sin embargo, el secretario de Finanzas mencionó que no se tuvo evidencia formal del proceso de la auditoría que si hubo un sobreprecio y mencionó que no hubo un daño patrimonial.

Refirió que al no haber dolo los elementos que se dieron a la Secretaría de Finanzas presentaron las sanciones económicas que exponía la ley.

A su vez, la contralora general del Estado, Nora Elia Cantú, expuso que los elementos de la investigación expusieron que el daño estaba reparado y no se comprobó un lucro en el caso.

"Lo que hace la Contraloría es confirmar que la multa es por conducta, es decir que las sanciones económicas son tres, la resarcitorias, la multa acorde al lucro y multa por conducta, y en este caso procedió la multa por conducta".

Momentos después, el coordinador Ejecutivo, Fernando Elizondo Barragán, dijo que las sanciones deberán ser pagadas de contado y no en abonos.

FSAD