Coahuila: catean casas de campaña panistas

Anaya acusa persecución de los Moreira; las acciones, ante la posible anulación de la reciente elección por la gubernatura en la entidad, asegura el ex contendiente.
El candidato del PAN al gobierno de Coahuila, Guillermo Anaya.
El panista Guillermo Anaya condena el hecho. (Javier Ríos)

Saltillo

La noche del viernes agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado realizaron un cateo en un domicilio de Ramos Arizpe, el cual fue usado como casa de campaña de Guillermo Anaya en el pasado proceso electoral.

A las 19:30 horas los agentes ingresaron a la “casa de piedra” propiedad de la familia de Ernesto Saro Boardman, ex alcalde panista de Ramos Arizpe, para hacer la revisión. El cateo fue en bulevar Manuel Acuña 100, esquina con calle Capilla, en la colonia Capellanía, en el municipio de Ramos Arizpe y duró más de tres horas.

Sin embargo, autoridades no revelaron la causa de la revisión, aunque pudiera estar relacionada con las denuncias interpuestas por el PRI en contra de Anaya, debido a un supuesto fraude financiero por 70 millones de pesos, por usos de recursos de procedencia ilícita, entre otras.

En un comunicado, Guillermo Anaya, ex candidato a la gubernatura estatal, confirmó el cateo a varios domicilios en Ramos Arizpe, Saltillo y Torreón, que usaron como casas de campaña.

Consideró el hecho una persecución política del gobierno de Coahuila ante la desesperación por la posible anulación de la elección de gobernador.

“Rubén Moreira se encuentra desesperado ante la inminente anulación de la elección a gobernador y por eso utilizó esta noche al aparato de seguridad y justicia para perseguir sin fundamento a la oposición”. Señaló que los agentes se llevaron cosas sin relevancia, como papelería y en algunos casos indumentaria sobrante del periodo de campañas.

“Esta persecución se debe al gran miedo de que Miguel Riquelme no sea el gobernador y no pueda cuidarle las espaldas a la familia Moreira”, aseguró.

“Se trata de un asunto con fines políticos; es una barbaridad que en pleno siglo XXI quieran amedrentar a familias que apoyaron a un proyecto distinto al PRI-gobierno”, agregó.

“Nuestra lucha por un Coahuila digno seguirá; no tenemos nada que temer ni que esconder, pero resulta inaceptable que en un estado como Coahuila, apliquen técnicas de reprensión como en Venezuela”, concluyó.

Por su parte, Armando Guadiana, ex candidato de Morena a la gubernatura, coincidió en que los cateos son una persecución política del gobierno en contra de la oposición.

Calificó el acto de represivo y señaló que los más preocupados porque no se anule la elección son Rubén y Humberto Moreira, pues ellos se “están jugando la libertad,  ya que con tanta fechoría y abuso, no solo en el ámbito financiero, sino también en el de los derechos humanos”, deberán enfrentar a la justicia cuando un opositor obtenga la gubernatura.