Prohíben diputados circos con animales

Los circos deben dar a la Secretaría de Medio Ambiente una base de datos con el número y características de los ejemplares en su poder para que sean entregados a zoológicos.
Con 267 votos a favor, 66 en contra y 40 abstenciones, los legisladores aprobaron por mayoría la minuta senatorial.
Con 267 votos a favor, 66 en contra y 40 abstenciones, los legisladores aprobaron por mayoría la minuta senatorial. (Especial)

Ciudad de México

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de reformas para prohibir el uso de animales silvestres en los circos y sancionar con multas de entre 50 y 50 mil veces de salario mínimo a quienes contravengan dicha disposición.

Con 267 votos a favor, 66 en contra y 40 abstenciones, los legisladores aprobaron por mayoría la minuta senatorial y turnaron el decreto al Ejecutivo para su promulgación.

Las modificaciones y adiciones a las leyes General de Equilibrio Ecológico y General de Vida Silvestre entrarán en vigor 180 días después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, y en ese mismo lapso tanto las legislaturas de los 31 estados de la República como la Asamblea Legislativa del Distrito Federal deberán adecuar sus respectivas leyes en la materia.

En tanto, los circos con animales silvestres entregarán a la Secretaría de Medio Ambiente una base de datos con el número y características de los ejemplares en su poder, a fin de que los zoológicos del país puedan seleccionar los especímenes susceptibles de ser integrados a sus colecciones.

El resto será entregado a los Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre de la propia secretaría.

De acuerdo con el dictamen elaborado por la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, “prohibir animales en los circos no acabará con los circos”, pues éstos deberán evolucionar para competir y continuar en la historia de la humanidad, sin afectar otras especies.

Adicionalmente, los circos con animales representan a su juicio un peligro para la salud y la integridad de la población, como lo demuestran las muertes ocasionadas por la huída de ejemplares de algunos de esos lugares.