600 mil casos al año, cifra negra de la violencia sexual

Lo mismo le puede pasar a una periodista en la colonia Condesa, como le sucedió recientemente a Andrea Noel, que a legisladoras como la senadora Angélica de la Peña.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

El acoso y hostigamiento sexual entre las mujeres de México no tiene edad, lugar geográfico ni posiciones sociales. Tampoco freno, porque la cifra de incidencias crece y hasta quienes elaboran las leyes para sancionar ese delito lo han padecido.

Lo mismo le puede pasar a una periodista en la colonia Condesa, como le sucedió recientemente a Andrea Noel, que a legisladoras y otras funcionarias públicas.

Hay impunidad porque si denuncian, aun con la existencia de videos, pocos casos proceden. Pero la mayoría de las veces no se acude ante la autoridad. La cifra negra de delitos sexuales en todo el país ronda los 600 mil casos por año.

De acuerdo con el reciente Diagnóstico Violencia Sexual, que abarca entre 2010 y 2015, y que fue elaborado por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) se están integrando menos de 20 mil averiguaciones previas por delitos de violencia sexual por año, en promedio, entre las que figuran el acoso y hostigamiento sexual.

"Ello claramente indica que la impunidad en estos delitos es de grandes dimensiones", reportó el organismo, al referir que la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2014 realiza una estimación de la cifra negra de los delitos ocurridos en México.

Según esa estimación 93.8% de los delitos ocurridos en el país no se denuncian, pero la estimación varía según el tipo de delito: seguido desde 28.3% para robo total de vehículo hasta 98.5% para extorsión.

"Para 'otros delitos' la estimación de la cifra negra es de 94.1% y se incluye a los delitos sexuales; de acuerdo con lo anterior, la cifra negra de delitos sexuales en el quinquenio en dicho estudio se puede estimar en 1 millón 414 mil 627 en la mitad de las entidades federativas".

Así —agrega la CEAV— si esta cifra se multiplica por dos se puede señalar que el total de delitos sexuales cometidos en el país durante el periodo 2010 a 2015 fue de 2 millones 996 mil 180 casos, esto es casi 600 mil delitos sexuales anualmente.

La periodista Noel, de origen estadunidense, ya dejó el país porque no solo fue agredida por un sujeto que el pasado 8 de marzo, en la colonia Condesa, le levantó el vestido y le bajó los calzones. Denunció ante la autoridad, que le pidió acreditar los hechos aun cuando éstos quedaron grabados en un video que se hizo viral.

Pero en sus cuentas de redes sociales volvió a sufrir acoso, que más tarde se transformó en amenazas reales, según relató antes de volver a Estados Unidos

La delegada en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, narró en MILENIO Televisión que cuando ella llegó a estudiar a la Ciudad de México también fue víctima de acoso sexual. Un día iba caminando por la calle y le pasó lo mismo que a Noel:

Un hombre metió las manos bajo su falda y le bajó la ropa interior. Por casi cuatro horas se quedó llorando en las escalinatas del Metro y en ese momento, en medio de la confusión, se dijo a sí misma: "Me regreso a mi pueblo".

La senadora Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, recuerda que también ella fue objeto de acoso en su adolescencia, "como muchas mujeres jóvenes que se asustan, se aturden y no sabes qué hacer".

"Sí bueno, vas caminando y pasaba el señor de la bicicleta y te daba la nalgada. ¡Claro que lo viví yo con mis primas, por supuesto! Y los correteábamos de chiquillas, nos daba mucho coraje, era una situación muy incómoda".

Por ello, De la Peña asevera que se requiere cambiar la forma de relacionarse entre hombres y mujeres, pero falta voluntad política para llevar a cabo acciones urgentes para que además se castigue proporcionalmente cuando hay este tipo de situaciones, cuando es infracciones o delitos configurados de manera grave.

"Necesitamos que se aplique la ley. Hicimos una buena ley, pero no se está aplicando y hay montones de ejemplos: el mecanismo de la alerta de violencia de género, por ejemplo, las órdenes de protección de emergencia y preventivas; la falta de modelos de prevención, atención y erradicación de violencia de género, que tienen que ser interdependientes en función de los tipos de violencia con las mujeres y las modalidades de violencia contra las mujeres, es decir, no hay un trabajo institucional permanente, profundo sistémico, desde las instituciones para que en base en una medición también metodológica podamos ir poco a poco cambiando las cifras horrendas que hay y que año con año conocemos".

También la panista Luisa María Calderón relata que sufrió acoso en su adolescencia y recientemente, siendo ya legisladora.

"Sí, fui víctima cuando era niña. Vivía junto a un bosque y cuando salíamos de la escuela era muy frecuente que aparecieran exhibicionistas o que nos dieron nalgadas por ejemplo, diciendo cosas, pero luego crecí y me hice fuerte y al primero que me encontré en una bicicleta se la pateé y lo tumbé".

"Cuando eres chica te asustas, cuando crecí me puse fuerte y me defendí, pero hace muy poco alguien muy cercano a mí me tomó la cara y me besó en la boca y me quedé paralizada, como que no entiendes y de repente te asustas o te asustas y desconciertas, de que llegan con confianza, te ven un poco vulnerable y abusan, no importa la edad", agrega la senadora panista, oriunda de Michoacán.

Dice la senadora petista y ex campeona mundial de Atletismo Ana Gabriela Guevara que afortunadamente ella no ha padecido acoso durante su vida, pero gente cercana a su círculo de amistades sí.

"Afortunadamente no, no he sido víctima de este hecho, pero sí conozco muchas historias alrededor del tema y sin duda yo creo que tenemos que cambiar a la brevedad, a la forma en que se abordan este tipo de temas, porque creo que hoy no ayuda el formato o el esquema, hay que llevar testigos, hay que documentarlo, a pesar de que la accesibilidad que tenemos a las tecnologías todavía es muy limitante la forma en que se pueden acreditar los hechos con su ayuda", señala la ex velocista.

También la vicecoordinadora del PRD, Dolores Padierna, expresa su indignación por lo ocurrido a Noel y refiere que ella no ha sido acosada en algún momento de su vida.

"Pero ese caso es un asunto ofensivo para todos. No está actuando la autoridad con la eficacia, rapidez y prontitud que amerita este caso. Es ofensivo no solamente para las mujeres, es ofensivo para una sociedad que presume ser democrática"

La senadora capitalina acusa que aunque ya existen los tipos y delitos claramente definidos en los códigos penales, en los hechos hay impunidad.

"Me parece que la investigación de los delitos del fuero común se ha relajado bastante. Con la aparición del crimen organizado y toda la estrategia para combatirlo les ha ocupado mucho el tiempo y han descuidado el delito común", lamentó Padierna.

En el mismo sentido, la panista presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y la Adolescencia, Martha Elena García, dijo que gracias a Dios ella no ha padecido situaciones de acoso, pero se requieren campañas sociales para cambiar la conducta machista que ve ese delito y el hostigamiento sexual como una conducta normal.

"Porque ahora, como antes, no te creen si los acusas ante la autoridad".