Pide PAN investigar “red de corrupción” de Jesús Valencia

Legisladores panistas advirtieron que el jefe delegacional en Iztapalapa incurre en un “evidente conflicto de intereses”, al utilizar al menos dos camionetas propiedad de contratistas.
En conferencia de prensa en Palacio de San Lázaro, los legisladores panistas Mariana Gómez del Campo, Javier Lozano, Roberto Gil y Fernando Rodríguez Doval.
En conferencia de prensa en Palacio de San Lázaro, los legisladores panistas Mariana Gómez del Campo, Javier Lozano, Roberto Gil y Fernando Rodríguez Doval. (Especial )

Ciudad de México

Diputados y senadores del PAN emplazaron al jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, a investigar la probable existencia de una red de corrupción encabezada por el jefe delegacional en Iztapalapa, Jesús Valencia, para beneficiarse de los contratos con empresas privadas.

En conferencia de prensa en Palacio de San Lázaro, los legisladores panistas Mariana Gómez del Campo, Javier Lozano, Roberto Gil y Fernando Rodríguez Doval advirtieron que Valencia incurre en un “evidente conflicto de intereses”, al utilizar al menos dos camionetas propiedad de contratistas de la delegación a su cargo.

“Vean nada más el tipo de hipocresía de la que estamos hablando: esta supuesta izquierda progresista que saluda a la gente con la mano izquierda, pero cobra con la mano de la derecha, con un evidente conflicto de intereses utilizando vehículos de compañías a las que le da contratos”, acusó el senador Lozano.

MILENIO documentó este lunes en sus diversas plataformas que Valencia ha hecho uso de al menos dos camionetas de empresas proveedoras de la administración delegacional de Iztapalapa: una, la que estrelló la madrugada del pasado miércoles y que es propiedad de la empresa Amexire, y la otra actualmente “prestada” al delegado por la firma Protexer.

Al respecto, la senadora Mariana Gómez del Campo demandó a Mancera dar la cara y actuar en el caso de Valencia, pues el modelo administrativo de la Ciudad de México deja la responsabilidad de manejar la chequera completamente en manos del gobierno central.

“Mancera no se puede lavar las manos y lo queremos ver activo hablando de su delegado en Iztapalapa; en su momento presentaremos diversas denuncias y, de haber una red de corrupción, que se llegue hasta las últimas consecuencias y queremos ver mano firme de Mancera”, arengó.

En ese mismo sentido, el también senador Roberto Gil advirtió que su partido no va a permitir que la eventual renuncia de Jesús Valencia “limpie” la responsabilidad de Mancera.

“Estamos ante un supuesto de conflicto de interés y el jefe delegacional se ha beneficiado de recursos de una empresa: lo que se tiene que hacer es investigar y aplicar la ley, y que Mancera dé una explicación sobre lo que está fallando en el sistema de obras y por qué el delegado está navegando en camioneta de la empresa”, puntualizó.

El diputado federal Fernando Rodríguez Doval afirmó en su turno que los delegados de extracción perredista actúan como dueños de las demarcaciones territoriales, haciendo negocios privados.

Por ello, advirtió, “vamos a explorar todos los instrumentos legales y legislativos, sin descartar una comisión especial o de investigación (…). Esperaremos las investigaciones de la Contraloría, y aunque los antecedentes no avalan trabajo, le daremos el beneficio de la duda”.