Ataques del PRI, chiflazones políticas, dice Margarita

La alcaldesa regiomontana señala que los ataques a la administración municipal de Monterrey y a la Policía municipal por parte de militantes del PRI no la distraerán.
Margarita Arellanes Cervantes, alcaldesa de Monterrey.
Margarita Arellanes Cervantes, alcaldesa de Monterrey. (Ricardo Alanís)

Monterrey

Las declaraciones triunfalistas del PRI sobre recuperar la alcaldía de Monterrey y los ataques hacia la Policía municipal no son más que “chiflazones políticas”, afirmó la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

Luego de las declaraciones de actores políticos del tricolor durante la toma de protesta del dirigente municipal de Monterrey, Aldo Fasci Zuazua, la presidenta municipal señaló que no seguirá el “juego” priista y añadió que se encuentra concentrada en su labor al frente de la administración.

“Yo estoy centrada en trabajar. Todos los ataques sistemáticos, todas las grillas no van a mermar ni distraernos sobre todo el trabajo que estamos haciendo en el Gobierno Municipal.

“Tal vez a muchos no les gusten los resultados que estamos teniendo en seguridad, en materia de infraestructura, lo que se hace en espacios públicos y áreas deportivas”, dijo.

Arellanes Cervantes insistió en su postura de no contestar las aseveraciones de Fasci Zuauza, señalando que la dirigencia de su partido es quien tiene que responder a este tipo de señalamientos.

En cuanto al “pase de lista” que ha solicitado en varias ocasiones, el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública en el Congreso, Francisco Cienfuegos, la alcaldesa se remitió a señalar que harán la coordinación con las instituciones conducentes.

Dijo que en reiteradas ocasiones han presentado la documentación que respalda el actuar legal de los elementos de la Policía, sin embargo sigue habiendo ataques e insistencia por parte de los priistas.

“Con el tema de seguridad no se puede desvirtuar ni buscando ventaja. Ya está el respaldo y no voy a continuar porque son chiflazones políticas”, dijo.

Con relación al tema de la certificación de policías por parte de la Universidad de Ciencias de la Seguridad, señaló que se ha desvirtuado trabajándose de un modo muy mediático, lo que devela que se trata de un ataque y no de cuestionamientos reales.

“Todo ha sido mediático, hemos mostrado documentación y ya lo demás es meramente un ataque político. No van a contar conmigo”, puntualizó.