CEE perdió oportunidad de legitimarse: Evolución Mexicana

La representante de la agrupación dijo que es lamentable la decisión de la comisión, pues ahora los candidatos adelantados les "tomarán la medida" a los consejeros electorales.

Monterrey

La Comisión Estatal Electoral (CEE) perdió la oportunidad de legitimarse ante los ciudadanos y mostrar confiabilidad hacia la organización de las elecciones del año 2015, afirmó Lorenia Canavati, de Evolución Mexicana.

Lo anterior luego de que el Consejo General del órgano electoral considerara infundada la denuncia por actos anticipados de campaña y promoción indebida de la imagen por parte de la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, por medio de la campaña: "A mitad de camino, en Monterrey somos MA's".

La representante de la agrupación social dijo que decisión de la CEE fue absurda e increíble, al no haber encontrado hechos para calificar el acto de promoción personalizada.

"Es increíble y absurdo que no se haya encontrado absolutamente nada, cuando es evidente a los ojos de todos los ciudadanos que se encuentra haciendo campaña, y está en campaña permanente desde que entró a la alcaldía de Monterey.

"Esta resolución es asombrosa y realmente yo creo que cala hondo en el ánimo de todos porque nos damos cuenta de que finalmente este órgano quizá esté cooptado por los partidos y hace lo que le dicen, porque ante los ojos de los ciudadanos esto es una campaña clara", insistió.

Canavati dijo que la decisión es además lamentable, pues daba al resto de los aspirantes adelantados un criterio desde el cual partir para realizar actos de promoción con la tranquilidad de que no serán sancionados por el órgano electoral.

Insistió que aunque los consejeros electorales hayan afirmado que se limitaron a realizar lo que la ley les permite o para lo que les faculta, en el ánimo ciudadano persistirá la idea de que no quisieron castigar a una aspirante.

"Habría entonces que revisar la ley, porque es evidente que la señora promueve su persona y su administración, y no se ha puesto a trabajar; claramente todos los días promueve su imagen y su nombre.

"Los ciudadanos lo que vemos es que está en campaña constante y no la sancionaron", dijo.

Asimismo, señaló que se sienta un precedente negativo, y los adelantados ya les "tomaron la medida" a los consejeros electorales, por lo que se esperan unas elecciones donde abunde la publicidad, la promoción de las personas y no ideas y propuestas.


Sienta precedente nefasto: Treviño

Como un precedente nefasto fue calificada por el ex presidente del Consejo Cívico, Miguel Treviño, la decisión de la Comisión Estatal Electoral de no sancionar a la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, por la campaña “A mitad del camino, unidos somos MA’s.

Dijo que el tema de los logotipos, que inició Arellanes Cervantes, le parece muy grave, ya que ha sido una práctica corrupta,  no sólo por el dinero desviado, sino porque es dinero desviado a la vista de todos, con completo descaro.

“‘Estoy desviando el dinero, ustedes me están viendo, ciudadanos, todos’, eso nos dicen los políticos actuales, eso nos dice Margarita, el resto de los alcaldes que han optado por ese camino, y no hay una sanción. Eso es algo gravísimo.

“Sienta un precedente nefasto el que no se castiguen estas prácticas corruptas, en las que el mal ejemplo inició con la alcaldesa de Monterrey, pero que ha cundido en el área metropolitana”.

Se le comentó que la Comisión Estatal Electoral no encontró pruebas fundadas para considerar que la campaña de la alcaldesa violara la ley, a lo que Treviño expresó: “Lamentablemente, el argumento lo vemos todos los ciudadanos, es evidente el desvío de recursos y el descaro además con el que se hace, qué lamentable que la autoridad sea la única que no ve el argumento y todos los ciudadanos sí lo veamos”.

Dijo que entiende que la parte jurídica puede tener su complicación, pero añadió que aquí había que interpretarlo, entender la realidad y encontrar el camino de que se honrara el principio jurídico.

“A final de cuentas, lo que vale de la ley es el principio. Ese principio es que no se pueden desviar recursos públicos para promocionar a servidores públicos en funciones con recursos del pueblo, con recursos del erario”, sentenció.