Quieren castigos para funcionarios, aunque renuncien a sus cargos

Hernán Salinas Wolberg, integrante de la bancada del PAN, admitió que actualmente existen 'lagunas' en la ley que evitan sancionar administrativamente a los servidores públicos.

Monterrey

Aunque los funcionarios públicos involucrados en procesos irregulares renuncien a sus cargos, se busca que estos sean sancionados en forma administrativa.

Hernán Salinas Wolberg, integrante de la bancada del PAN, propuso este lunes reformas a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos para castigar a los funcionarios que dejen sus puestos en medio de anomalías.

El legislador panista admitió que actualmente existen 'lagunas' en la ley que evitan sancionar administrativamente a los servidores públicos, por ello, planteó junto a su bancada cambios a la legislación para castigar a servidores públicos.

"Como está la ley, el día de hoy, hay que reconocer que hay una laguna, en la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos y cuando un funcionario deja de ser servidor, ya sea porque pidió licencia, se separó del cargo o simplemente porque renunció a él, ya no se le puede aplicar una sanción administrativa", comentó.

Con los cambios planteados al artículo 2 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, se busca que los funcionarios sean sujetos a la legislación aún y cuando hayan pedido licencia, renunciado a su cargo o concluido su periodo.

Las sanciones vía administrativa que puede alcanzar un funcionario podrían ser desde destitución, inhabilitación para ejercer su función o una multa para resarcir daños.

Salinas Wolberg comentó que actualmente la 'laguna' en la ley evitó que se sancionara por la vía administrativa al ex subsecretario de administración, Rogelio Benavides Pintos.

"Esperamos que con esta reforma, que se apruebe a la brevedad, ya no pueda haber impunidad por parte de funcionarios que por el solo hecho de renunciar o de ser removido de su cargo o cualquier otra figura de separación, dejan de ser sancionados por la vía administrativa", comentó el diputado panista.

Aunque indicó que no es retroactiva, manifestó que el tiempo de prescripción para sancionar a un funcionario que deje su cargo sería de un estimado de tres años.

El diputado panista agregó que con la iniciativa se busca restar los "vestigios" de las leyes, para que aquellos servidores públicos que sean involucrados en actos irregulares, sean sancionados y no utilicen las figuras de renuncias para desviar la atención de actos de corrupción.

La iniciativa fue enviada para su análisis a la comisión de Legislación y Puntos Constitucionales presidida por el diputado Héctor García.