Amagan con impedir comicios en Guerrero

“Hasta que aparezcan los jóvenes, habrá elecciones”, advierten; “aquellos que voten en julio de 2015, no tienen madre ni hijos”, expresan durante un mitin en la Ciudad de México.
Algunos de los padres de los jóvenes de Ayotzinapa en el Monumento a la Revolución.
Algunos de los padres de los jóvenes de Ayotzinapa en el Monumento a la Revolución. (Javier Ríos)

México

Padres de familia y compañeros de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre advirtieron que no se realizarán elecciones en Guerrero en 2015, cuando se elegirán, entre otros cargos, el de gobernador.

Luego de una movilización en la que, a diferencia de otras marchas, los policías capitalinos acompañaron la vanguardia de la misma, Felipe de la Cruz, vocero de los padres de familia, enfatizó que hasta que no les devuelven a los jóvenes de la Normal Raúl Isidro Burgos, no se desarrollarán comicios en la entidad.

"Desde este micrófono le vamos a advertir a Enrique Peña Nieto y a todos los políticos corruptos que en Guerrero no van a haber elecciones. No más partidos, porque ninguno es la solución al pueblo de México.

"En Guerrero no van a haber elecciones en 2015, primero tienen que entregarnos a nuestros muchachos. Mientras no aparezcan, no puede haber paz, como lo quiere y menciona el gobernador de Guerrero", enfatizó durante un mitin en la explanada del Monumento a la Revolución.

De la Cruz aseveró que mientras no haya una persona "realmente del pueblo", no se llevarán a cabo las elecciones en la entidad, al tiempo de reiterar la exigencia de desaparición de poderes.

De igual forma, al menos tres padres de familia respaldaron esa postura, incluso uno de ellos pidió a los asistentes que no salieran a emitir su voto en julio del próximo año, durante los comicios intermedios.

"Aquellos que vayan a votar, valga la expresión, no tienen madre ni hijos si van a votar por un gobierno igual", exclamó Alfredo, un padre de familia de uno de los estudiantes desaparecidos.

En tanto, Adán Cortés, el estudiante de la UNAM y que irrumpió la entrega del Premio Nobel de la Paz, respaldó el exhorto de no acudir a votar en las elecciones en 2015, "¿para qué mantener a 500 diputados que no hacen nada?", cuestionó.

La seguridad

La movilización, que partió del monumento a la Independencia, fue vigilada por más de mil elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF), quienes fueron apoyados por 94 vehículos, entre patrullas, motopatrullas, motocicletas, camionetas, ambulancias y un helicóptero.

El despliegue de los uniformados inició a las dos de la tarde, dos horas antes de la marcha, que se realizó como parte de la denominada Acción global por Ayotzinapa.

De acuerdo con cifras del Gobierno del Distrito Federal (GDF), mil 200 personas participaron en esta manifestación, que registró saldo blanco.

A diferencia de otras marchas, ayer los elementos de la corporación policiaca sí acompañaron al contingente; a los costados de la vanguardia avanzaron integrantes de la Subsecretaría de Control de Tránsito, incluso algunos de ellos iban al frente, en motocicletas.

De igual forma, elementos de la Policía de Proximidad se desplegaron en varios puntos de la movilización, en la que se encontraba el subsecretario de Operación Policial, Luis Rosales Gamboa, a fin de coordinar a los uniformados.

Tres meses de los hechos

A tres meses de la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero, familiares de los jóvenes y estudiantes atacaron el 41 batallón de infantería, localizado en ese municipio.

La agresión se registró en el contexto de la marcha organizada para reclamar la presentación con vida de estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre, así como para exigir justicia por los seis homicidio perpetrados por la policía municipal y presuntos integrantes del crimen organizado.

La marcha comenzó en la parte sur del municipio y llegó hasta la esquina del Periférico con la avenida Juan N. Álvarez, lugar donde se registraron hechos.

"El caso no debe quedar impune", fue la principal arenga de los manifestantes, entre ellos integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg).

Durante la protesta pasaron lista a los desaparecidos, entre ellos Alexander Mora Venancio, cuyos restos están por llegar a la comunidad de El Pericón, municipio de Tecoanapa.

También, recordaron a Daniel Solís Gallardo y Julio César Nava Ramírez, estudiantes de primer y segundo grado, respectivamente, de la normal.

El contingente siguió su marcha, pero al pasar frente al 41 batallón de infantería, las madres de los normalistas desaparecidos atacaron las puertas, que fueron cerradas para evitar la incursión.

En tanto, los estudiantes y maestros disidentes hicieron pintas y lanzaron petardos al interior de las instalaciones.

La agresión duró aproximadamente diez minutos, después los manifestantes se retiraron sin complicaciones para realizar un mitin en la plaza de las Tres Garantías, a poca distancia del palacio municipal de Iguala.

Con información de: Rogelio Agustín y Javier Trujillo