Coinciden con el procurador en que el caso no está cerrado

El jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, dijo que las investigaciones continúan y hay órdenes de presentación, de localización y de aprehensión pendientes.

México

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, coincidieron con el procurador de la República, Jesús Murillo, en que el caso Ayotzinapa no se cerrará hasta que los responsables sean castigados.

Al presentar su informe anual de actividades ante el Congreso de la Unión, González Pérez dijo que el caso de los 43 normalistas desaparecidos sigue abierto, porque falta la conclusión de los jueces, la opinión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y los resultados de los peritajes realizados en Innsbruck.

Ante legisladores, el ombudsman aseguró que este expediente se cerrará hasta que todos los responsables sean juzgados y se aclare el destino de los estudiantes.

Agregó que estos hechos son el ejemplo más significativo de la infiltración del crimen organizado en algunas estructuras del Estado y salió a la defensa de las manifestaciones de apoyo a las víctimas.

Al respecto, Mancera dijo que las investigaciones continúan y hay órdenes de presentación, de localización y de aprehensión pendientes.

"La averiguación previa debe continuar, debe agotarse, pero su agotamiento incluye, obviamente, a todos y cada uno de los responsables de estos hechos", señaló el mandatario capitalino en conferencia de prensa.

El informe sobre el caso de los normalistas también generó reacciones entre los legisladores. El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, dijo que este caso es una "herida" que no cerrará nunca y que, aunque la reacción de sus familiares es comprensible, la conclusión de la PGR constituye la verdad jurídica.

A su vez, el coordinador panista, Ricardo Anaya, señaló que la "verdad política e incuestionable" es que detrás de estos acontecimientos hay complicidad de autoridades con los criminales.

En el Senado, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Omar Fayad, coincidió con lo dicho por las autoridades federales el martes pasado, al señalar que "es la realidad, por lo que no hay que buscarle más al caso".

En entrevista, el senador aseguró que mientras no haya elementos objetivos contra la tesis probada de la procuraduría, "nos tenemos que quedar con esto, no hay que buscarle más, a menos de que haya un indicio verdadero, no como lo que dicen para manipular a los padres de los normalistas".

En tanto, el senador Alejandro Encinas señaló que todavía quedan dudas sobre la investigación y que deben aclararse para que "se crea".

Dijo que las pruebas mostradas en el informe del procurador no son contundentes y que deben aclararse todos los cuestionamientos pendientes, así como atender otros casos similares en el país.

"Son cuatro meses en los que no solo hay insatisfacción por los resultados de la investigación, sino que no hay certeza de cómo se han desahogado las líneas de investigación", añadió.

Con información de Fernando Damián, Daniel Venegas, Pedro Domínguez, Nadia Venegas y Angélica Mercado.