Ordena alcalde de Monterrey revisar expedientes de casinos

La Dirección Jurídica de Monterrey recibió indicaciones para solicitar toda la información a las dependencias encargadas, especialmente la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología.
El casino Premier, echará la suerte por la avenida Lincoln.
El casino Premier, echará la suerte por la avenida Lincoln. (Foto: Carlos Rangel)

Monterrey

Ante la sospecha de que hubo actuaciones indebidas por parte de la administración municipal anterior con respecto a los centros de apuesta, el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, ordenó una revisión exhaustiva  a los expedientes de los casinos que operan en la ciudad.

Una fuente de esta nueva administración municipal reveló que la Dirección Jurídica recibió instrucciones para solicitar toda la información a diferentes dependencias involucradas, principalmente la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología y revisar expediente por expediente.

Esta situación, luego de que en octubre MILENIO Monterrey informara que dos nuevos casinos entran a la jugada en Monterrey, uno de ellos es el Broadway, ubicado en la avenida Revolución; y el Premier, con domicilio en la avenida Lincoln.

Las dos casas de apuestas entran al juego con la permisionaria El Palacio de los Números, SA de CV, que opera 30 negocios del giro con sala de sorteo de números en el país.

Los dos establecimientos cuentan con el permiso número DGAJS/SCEVF/P-01/2006 expedido por la Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, con una vigencia de 25 años, y serán manejados con la razón social Operadora Lami, SA de CV.

Estas aperturas levantaron sospechas a la actual administración municipal del alcalde, Adrián de la Garza, luego de que la gestión anterior de Margarita Arellanes “declaró la guerra” a los casinos y fueron clausurados.

Sin embargo, estos dos resulta que presuntamente poseen las licencias de las autoridades federal y municipal.

Supuestamente los usos de suelos fueron expedidos con el giro de restaurante-bar, casa de apuestas, similares y cines por el Ayuntamiento de Monterrey, otorgados el 17 de febrero del 2005, y el 2 de julio de 2008 por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey, encabezadas por Jorge Longoria Treviño y Sergio Ríos Rodríguez, respectivamente.

Dentro de la investigación se revisará exactamente quién o quiénes son los propietarios.