Descalifican PAN y PRD en Senado exoneración por “casa blanca”

Miguel Barbosa dijo que no hubo una investigación autónoma y nadie esperaba otro resultado que no fuera la exoneración.
Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado.
Miguel Barbosa. (Especial )

Ciudad de México

Senadores del PAN y PRD descalificaron los resultados de la investigación de la Secretaría de la Función Pública al caso de la “Casa Blanca”, propiedad de Angélica Rivera, al argumentar el coordinador perredista, Miguel Barbosa, que no hubo una investigación autónoma y nadie esperaba otro resultado que no fuera la exoneración.

En el mismo sentido, los panistas Laura Rojas y José Rosas Aispuro dijeron que es lamentable, pero la investigación nació muerta desde que se le encargó a la Función Pública y ahora lo que falta es exigir que la también la Contraloría del Estado de México intervenga y haga su propia averiguación, porque esa casa se adquirió dentro del año en que Enrique Peña Nieto deja el cargo de gobernador y pasa a ser candidato presidencial, y la ley local prohíbe esos conflictos de interés.

De su parte, el priista Arturo Zamora validó el dicho de la Función Pública, al señalar que es evidente que no hubo un conflicto de interés porque ni el presidente ni el hoy secretario de Hacienda, Luis Videgaray, eran todavía funcionarios públicos

En conferencia, los senadores Barbosa y Luis Sánchez dijeron que lamentablemente la exoneración no es ninguna novedad.

“¿Alguien esperaba algo diferente de Virgilio Andrade? Todos esperábamos que esa iba a ser la respuesta o la salida de la investigación. En tanto la Secretaría de la Función Pública siga siendo parte del Gabinete, de la estructura gubernamental, no vamos encontrar una función pública vigilada, evaluada, desde el mismo Gabinete”, señaló Barbosa Huerta.

Al indicar que México tiene todavía una Secretaría de la Función Pública carente de autonomía y el PRD consultará con expertos qué se puede hacer, pero más allá de que si Videgaray, Peña o Rivera eran funcionarios públicos, lo evidente es que políticamente no satisface.

A su vez, la secretaria de la Comisión Anticorrupción, Laura Rojas, coincidió en que son resultados lamentables y previsibles desde el primer momento.

“Nació muerta desde que la encargaron a la Función Pública”, indicó, al resaltar que pese a que no queda claro si se puede reabrir por el nuevo Tribunal de Justicia que crea la reforma anticorrupción, lo cierto es que ese contrato se firmó cuando Peña Nieto no era presidente Peña de la República, pero sí tenía menos de un año de haber sido gobernador y la ley local aplica en ese lapso.

“Lo que vemos es un funcionario que es gobernador, que benefició a una empresa, que le financia a su esposa de manera preferencial una casa y que luego se ve beneficiada por contactos de gobierno”, indicó Rojas, al demandar que la Contraloría del Estado de México abra la investigación que le corresponde.