Lee aquí la carta de Grupo Salinas a MILENIO

Proyecto 40, "concesión legítima", asegura.

Ciudad de México

Texto íntegro de la carta enviada por Francisco Borrego Hinojosa Linage, vicepresidente jurídico de Grupo Salinas, a MILENIO.


Estimado señor director:

Cada cierto tiempo, Ciro Gómez Leyva se olvida que vivimos en un país de leyes, en el que los juicios de valor deben ser eso, sólo juicios de valor. No verdades absolutas. Y es así como arremete contra Proyecto 40 y contra la historia de esta empresa.

Hace ocho años, Proyecto 40 volvió a sus legítimos concesionarios tras un periodo en el que un socio hizo un negocio oscuro personal y se asumió como dueño único de los derechos.

Curiosamente, hoy por hoy desde hace nueve años el señor en cuestión, Javier Moreno Valle, está prófugo de la justicia, y con dos órdenes de aprehensión pendiendo sobre él, una por defraudación fiscal.

Ciro Gómez Leyva, haciendo las veces de vocero de intereses alejados de la ley, busca sembrar desinformación y parcialidad desde honda molestia, dejando al margen la justicia y en atención exclusiva a sus motivaciones personales.

El público de MILENIO debe saber que Proyecto 40, de manera puntual, es responsable de quienes en él colaboran, a diferencia de los constantes retrasos y no pagos que quincenalmente sucedían durante la administración de Javier Moreno Valle, además el canal asumió las enormes e injustificadas deudas fiscales, salariales y sindicales, dejadas por el señor Moreno Valle.

Proyecto 40 transmite su señal con todo el respaldo legal tras haber demostrado en todos los tribunales donde ha sido requerido que es una concesión legítima y en regla; desde hace ocho años transmitimos televisión inteligente, de calidad, con la más amplia gama de pluralidad política, social y cultural. Consolidando una televisión que entretiene y aporta contenidos; que nutre a sus televidentes y construye ciudadanía.

Proyecto 40 ha sido un éxito desde donde se vea, menos, claro, desde la obstinación del derecho unipersonal y parcial haciendo apologías de un hombre abusivo de sus trabajadores, de sus socios y de su audiencia; además de esquivo de la justicia y del Estado mexicano.

Siempre que se requiera, demostraremos que Proyecto 40 cumple con todo lo que las leyes demandan.

Esperamos que el señor Gómez Leyva, lejos de ser un detractor de la ley, se pueda convertir en un promotor del estado de derecho y tal vez un día, hasta ser un asiduo televidente de nuestra pantalla.

Francisco Borrego Hinojosa Linage, vicepresidente jurídico de Grupo Salinas