Plantea Carstens recorte en gasto público para 2016

El gobernador del Banco de México dijo que México debe “ajustarse a la nueva realidad” de los bajos precios del petróleo, pues es un fenómeno que no durará meses, sino “quizás años”.
Agustín Carstens durante la plenaria de senadores del PAN.
Agustín Carstens durante la plenaria de senadores del PAN. (Especial )

Ciudad de México

México debe “ajustarse a la nueva realidad” de los bajos precios del petróleo, pues es un fenómeno que no durará meses, sino “quizás años”, consideró el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, quien recomendó hacer adecuaciones en el gasto público protegiendo el gasto social.

Entrevistado al acudir a la plenaria de los senadores panistas en Los Cabos, en Baja California Sur, el funcionario explicó que si bien este 2015 se protegió el impacto por el precio petrolero, “sería responsable” planear desde ahora un recorte en el gasto público para el próximo año.

“Creo que es bastante obvio la realidad que estamos enfrentando; la realidad es de que estamos acostumbrados a gastar con base en un precio del petróleo bastante alto, ese precio ya no está, protegimos en muy buena medida el golpe para este año, pero el año entrante, pues esa protección simplemente no está disponible”.

Carstens evitó opinar en que materia o rubro deben ajustarse las finanzas al discutirse el paquete presupuestal del 2016, a lo cual, comentó, pero los legisladores del PAN fueron muy receptivos ante esta advertencia, destacó.

“Creo que lo que sería muy responsable es iniciar el ajuste de seguridad para que ajustemos nuestro nivel del gasto como país a la nueva realidad en términos de ingresos petroleros que, como dije, puede durar por varios años, y mi impresión es que este tipo de argumentación sí tuvo resonancia dentro del grupo parlamentario del PAN”.

Advirtió que si no se realiza el ajuste debido entonces sí habría una situación complicada para México.

“Yo diría que el contrafactual es que si no se hace el ajuste y se deteriora la estabilidad financiera en el país, eso nos llevaría a mayores tasas de interés, más inestabilidad cambiaría, posiblemente mayor inflación, y yo creo que eso tendría un impacto mucho peor en el crecimiento económico en el país”, dijo.