Los cargos políticos que la coalición PAN-PRD le quitó al PRI

En estas elecciones, el PRI perdió 54 diputados locales y 58 alcaldías, mientras que la alianza PAN-PRD ganó 33 diputados y 76 presidentes municipales.
Durango vivió una jornada electoral con una participación importante por parte de los votantes con un 57.465%.
El PRI perdió 116 candidaturas: cuatro gubernaturas, 54 diputaciones locales y 58 alcaldías, según un reporte de Integralia. (Miguel Ángel González Jiménez)

Ciudad de México

Las elecciones de 2016 coronaron al PRI como el gran perdedor en las urnas. Comparado con los comicios de 2010, el partido perdió 116 candidaturas: cuatro gubernaturas, 54 diputaciones locales y 58 alcaldías, según un reporte de Integralia.

El gran ganador no fue un partido sino una coalición, la del PAN-PRD que en 2016 mantuvo 3 gubernaturas, pero ganó 106 nuevos cargos de elección: 33 diputados y 76 alcaldes.

El partido con más puestos ganados es Acción Nacional, que le arrebató al PRI cuatro gubernaturas y logró 19 diputados locales y 6 alcaldías más que en 2010. Le sigue Morena con 12 diputados y 15 presidentes municipales, además de que dos de sus candidatos a gobernador en Veracruz y Zacatecas quedaron entre los primeros tres lugares en votos.

Según el último reporte de Integralia, aunque el PRD ganó en alianza 3 gubernaturas, en las urnas también sufrió el voto de castigo de los ciudadanos: perdió 8 diputaciones y 61 ayuntamientos.

El estado con la mayor cantidad de votos para un candidato independiente para gobernador fue Chihuahua, en donde José Luis Barraza logró 208 mil 380 votos, poco menos de la mitad de los que obtuvo el virtual ganador, el panista Javier Corral con 452 mil votos.

Con estos resultados del PREP, el PRI dejará de gobernar a 11.8 millones de mexicanos que en 2010, mientras que el PAN, solo y en coalición, gobernará 35.5 millones de personas más, es decir, casi 80 por ciento más que hace 6 años.

En total, el PRI, en alianza con el PVEM y Nueva Alianza, logró un total de 4 millones 549 mil votos en las 12 entidades con elección a gobernador; mientras que la coalición PAN-PRD logró 2 millones 772 mil votos.

En los estados en que los que no hubo alianza, el PAN logró la mayor cantidad de votos con un millón 784 mil votos; le sigue Morena, con un millón 706 mil, y el PRD con 457 mil 486, según datos de Integralia.

Los partidos que perderían el registro por no alcanza el 3 por ciento de la votación son el PRD y Morena en los estados de Chihuahua, Durango y Tamaulipas; mientras que Movimiento Ciudadano, el Parido del Trabajo y Encuentro social no tendrán registro en Chihuahua, Sinaloa y Tamaulipas.

Mientras que 9 candidatos independientes ganaron alcaldías en los estados: dos en Chihuahua, dos en Tamaulipas, dos en Tlaxcala y uno en Aguascalientes, Hidalgo y Oaxaca.

Además de que sólo un candidato independiente logró un asiento en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

¿Qué estados cambiaron de color?

En 2010, el PRI gobernaba en nueve de las 12 entidades con elecciones: Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Zacatecas, Aguascalientes, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz y Quintana Roo. Mientras que la coalición PAN-PRD gobernaba Puebla, Oaxaca y Sinaloa.

Para 2016, el PRI perdió seis estados y recuperó dos que eran gobernados por gobiernos de coalición. Dejó de gobernar en Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Aguascalientes, Veracruz y Quintana Roo, pero le quitó a la oposición Oaxaca y Sinaloa.

En 2010, los gobiernos de coalición PAN-PRD gobernaban en tres estados: Sinaloa, con Mario López Valdez, Oaxaca, con Gabino Cué, y Puebla con Rafael Moreno Valle. Seis años después, perdieron los tres estados de coalición pero ganaron en tres estados que no habían tenido alternancia: Durango, Veracruz y Quintana Roo.

En 2010, el PAN no ganó solo ningún estado, pero en 2016 conquistó cuatro: Puebla, que antes era gobernado en coalición con el PRD, Chihuahua, Tamaulipas y Aguascalientes. Mientras que el PRD no logró ganar ningún estado por su cuenta.