Cárcel a quienes vendan autopartes robadas

Las sanciones serán de dos a siete años de prisión y multas entre los 3 mil 500 a 21 mil pesos a quienes sustraigan y vendan partes de vehículos de motor sin el consentimiento de los dueños.

Monterrey

El Poder Legislativo local aprobó este martes por unanimidad castigar con cárcel a quienes vendan autopartes robadas en Nuevo León.

Esta decisión se da luego de que la Asociación Metropolitana de Alcaldes (AMA) presentara esta propuesta ante el alto número de quejas de robo de autopartes en la zona metropolitana.

Los cambios que las legisladoras y diputados aprobaron fueron al artículo 411 del Código Penal para el Estado de Nuevo León.

Dentro de las modificaciones se expone que se sancionará de dos a 7 años de prisión y multas entre los 3 mil 500 a 21 mil pesos a quienes sustraigan y vendan partes de vehículos de motor sin el consentimiento de los dueños.

"Lo que se hace en esta reforma es cerrar el círculo en donde se traslada la misma pena al que traslada las partes que se robaron, porque no siempre es el ladrón y surte algún proveedor o negocio para venderlas.

"Tanto el que vende las partes robadas, como el que hace el traslado de todo lo que explicamos, las piezas que componen el vehículo, entran a la pena del robo de autopartes", detalló el presidente de la comisión de Justicia y Seguridad, Gabriel Tláloc Cantú.