Casi 80% de capitalinos rechazan legalización de la mariguana: GCE

El Gabinete de Comunicación Estratégica realizó una encuesta telefónica para saber la opinión de los citadinos sobre la reforma que se discutirá en la ALDF a fin de mes.
La legalización del consumo de mariguana se discutirá en la ALDF
La legalización del consumo de mariguana se discutirá en la ALDF (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Alrededor de 77 por ciento de los habitantes del Distrito Federal rechaza que la mariguana pueda legalizarse con fines recreativos, y aunque la mayoría (62.4 por ciento) reconoce que puede utilizarse con fines terapéuticos, legalizar este uso también es rechazado por más de la mitad.

Sin embargo, 53 por ciento de los defeños aceptaría que se abrieran lugares especiales para el consumo de mariguana como paliativo a enfermedades como Alzheimer, Sida o cáncer.

A nivel nacional, según la encuesta telefónica del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), el rechazo es mayor pues 85 por ciento se opone al uso recreativo y 55 al uso medicinal, mientras que 40.7 lo aceptaría sólo con fines medicinales.

La encuesta fue aplicada en 300 hogares de la capital y en 500 del resto del país, en el marco de la reforma que discute la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) con la que se pretende evitar la criminalización de los consumidores habituales de mariguana y regular el uso terapéutico.

En ese contexto, 22.1 por ciento de los habitantes del Distrito Federal dijo estar muy de acuerdo con que se legalice el uso terapéutico del cannabis y 23.3 aseguró estar "algo" de acuerdo.

Pero 19 de cada 100 capitalinos se opuso "algo" a dicho uso y alrededor de 32 rechazó totalmente la medida. Mientras, 18 por ciento no cree que la mariguana tenga propiedades positivas y un porcentaje igual se abstuvo de opinar.

En los resultados destaca que 30 por ciento de los capitalinos que avalan la legalización total de la mariguana son jóvenes de entre 18 y 29 años, mientras que entre quienes se oponen el 90 por ciento son personas de 45 o más.

También, que pese a la polémica desatada por la iniciativa para la despenalización con fines médicos, más de la mitad de los encuestados la desconocía, situación de la que apenas sabía 48 por ciento de los consultados en la capital del país y 40 en el resto.