No hay que cantar victoria en Michoacán: Zambrano

Algunas actividades están regresando a una "relativa" normalidad, pero faltan los cabecillas principales por caer, comentó el líder nacional del PRD.
Jesús Zambrano, dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática.
Jesús Zambrano, dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática. (Especial )

Ciudad de México

El presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano reconoció que en Michoacán algunas actividades están regresando a  una "relativa" normalidad, pero advirtió que "no hay que cantar victoria" y mantener un "prudente optimismo".

Dijo que en esa entidad se van dando pasos que en la medida que signifiquen el regreso a la  normalidad de la vida cotidiana de los habitantes de ese estado, hay que estar con "relativo optimismo, con prudente optimismo" viendo el despliegue de estas acciones.

Sin embrago, sostuvo, si no se acompaña de otro tipo de actividades "esto va a ser llamarada de petate".

Sobre el acuerdo para blindar la frontera con seis estados colindantes con Michoacán para evitar que migre a otras zonas la delincuencia que ópera en esa entidad dijo que es "bueno que se ha identificado que el problema más grande y crítico se encuentra en Michoacán.

Que bueno que haya acciones concertadas con los gobiernos de las entidades vecinas a para que se aísle la parte máscaras rítmica del problema de seguridad pública que hoy vive el país, la parte más visible"

Sobre lo señalado por el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública,  Monte Alejandro Rubido, en el sentido de que se está menguando la capacidad logística y operativa de los grupos delictivos de la entidad dijo que "ojalá, es  nuestro mejor deseo. Por eso hemos dicho que le otorgábamos el beneficio de la dudad al comisionado nombrado y acciones que están haciendo. Desde luego faltan los cabecillas principales por caer" 

Zambrano Grijalva encabezó la reunión de la Comisión Política nacional donde este martes se rechazó la petición de la dirigencia estatales e Nayarit para ir en alianza con el PAN en las elecciones locales de este año.

El líder perredista dijo que en el caso de la renovación de la dirigencia nacional, él no pretende quedar al frente del partido un día más allá del 21 de marzo, cuando concluye su gestión y que el nombrar un dirigente interino o alargar su mandato unos días más hasta la fecha de la elección es un asunto que debe resolver la Comisión Política Nacional.