Candidatos a gobernador ignoran iniciativa “3de3”

De más de 60 aspirantes, solamente nueve accedieron a rendir cuentas entregando declaraciones fiscal, patrimonial y de interés.
La página web muestra los perfiles de los políticos y el partido al que pertenecen.
La página web muestra los perfiles de los políticos y el partido al que pertenecen. (Especial)

México

Nueve de los más de 60 candidatos que aspiran a una de las 12 gubernaturas en juego el 5 de junio mostraron interés por la transparencia y cumplieron con la entrega de sus declaraciones fiscal, patrimonial y de interés que promueve Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

Son cuatro priistas, dos aliancistas, dos panistas y un petista, quienes cumplieron con la iniciativa "3de3" en el arranque de sus campañas políticas.

En la página de la iniciativa "3de3" solo aparecen las declaraciones de los priistas Lorena Morales, de Aguascalientes; Blanca Alcalá, de Puebla; Alejandro Tello, de Zacatecas, y Héctor Yunes, de Veracruz. Además los panistas Adriana Dávila, de Tlaxcala, y Martín Orozco, de Aguascalientes. Entregaron también sus declaraciones los aliancistas Miguel Ángel Yunes, de Veracruz, y José Rosas Aispuro, de Durango, así como Benjamín Robles, del PT en Oaxaca.

De acuerdo con la información entregada por los candidatos, el abanderado del PAN-PRD a la gubernatura de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, declaró ingresos por un millón 300 mil pesos y de 330 mil de su cónyuge. Además, un departamento en EU, con valor de 382 mil dólares. Un yate, un carro, obras de arte y menaje de casa por 4 millones de pesos.

Explicó que la propiedad en la que habita pertenece a la empresa Bienes Inmuebles, de la cual posee 50 por ciento de las acciones, mientras que las obras de arte han sido adquiridas desde 1975.

Héctor Yunes, candidato del PRI-PVEM al gobierno de Veracruz, declaró ingresos por un millón 800 mil pesos, una casa y un departamento con valor de 7 millones de pesos, así como tres propiedades y tres terrenos a nombre de su cónyuge. En su declaración de interés mencionó que su yerno es notario público. Además reveló el préstamo de dos helicópteros, con 50 horas de vuelo, y donativos por más de 280 mil pesos a diversas organizaciones.

El abanderado de la alianza PAN-PRD por Durango, José Rosas Aispuro, declaró ingresos por 2 millones 527 mil pesos, un departamento en la Ciudad de México dos casas y dos terrenos en Durango. Presentó como última declaración fiscal la de 2014 y en rendición de intereses informó el cargo de su hijo en la Dirección de Recursos Humanos de Sedesol.

La panista Adriana Dávila, candidata al gobierno de Tlaxcala, declaró ingresos por 2 millones de pesos, una propiedad y su última declaración fiscal de marzo.

El candidato a Aguascalientes, Martín Orozco, declaró ingresos por un millón 800 mil pesos, dos propiedades y dos más a nombre de su cónyuge. Su última declaración fiscal fue en 2014.

Blanca Alcalá, candidata del PRI-PVEM a la gubernatura de Puebla, declaró ingresos por un millón 800 mil pesos, dos propiedades con valor de un millón de pesos, obras de arte y joyas por el mismo valor. En su declaración de interés señaló que su hija es actualmente regidora con licencia. Presentó su última declaración fiscal de 2014.

Lorena Martínez, candidata del PRI-PVEM a Aguascalientes declaró ingresos anuales por un millón 800 mil pesos y propiedades con un valor conjunto de 20 millones de pesos. Además un millón 800 mil pesos en obras de arte y joyas. Presentó su última declaración de impuestos de 2014.

El candidato del PT a Oaxaca, Benjamín Robles, declaró ingresos por un millón 690 mil pesos y solo cinco vehículos.

Alejandro Tello, candidato del PRI-PVEM al gobierno de Zacatecas, declaró ingresos por un millón 800 mil pesos, así como 521 mil de su cónyuge. Tres propiedades, una por donación y dos más a crédito, con valor de 15 millones de pesos. En su declaración de interés señaló que su esposa labora en la dirección en la Secretaría de Salud estatal. Presentó declaración fiscal de octubre de 2015.

MILENIO hará un ejercicio de transparencia, por lo que desde hace algunas semanas envió un cuestionario de 20 preguntas a los candidatos a gobernador. Aunque algunos han respondido, otros han demorado o se han negado a participar.

La información será analizada por politólogos de prestigiadas universidades y presentada en los próximos días.